Público
Público

Caso Pujol La Policía tenía constancia del pendrive con información de los Pujol en marzo de 2015

Un documento aportado a la causa en la que se investiga su origen demuestra que fue enviado desde la Dirección Adjunta Operativa de la Policía a la Comisaría General de Policía Judicial. También contenía información de políticos de la Generalitat

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

Eugenio Pino, durante una comparecencia en el Congreso. / EFE

Un nuevo documento aportado a la causa en la que se investiga el origen del pendrive con información sobre la familia Pujol demuestra que fue enviado el 4 de marzo de 2015 desde la Dirección Adjunta Operativa de la Policía a la Comisaría General de Policía Judicial.

Esta información es una de las que acaba de recibir el juzgado de instrucción número 11 de Madrid, el responsable de indagar sobre el origen de ese soporte, que fue desestimado por la Audiencia Nacional por su presunto origen ilícito, y por el que están imputados el exnúmero 2 de la Policía Eugenio Pino y su subordinado Bonifacio Díez Sevillano.

Todos los comisarios y altos mandos de la Policía que han declarado en esta causa se han desvinculado de ese soporte y han pasado de unos a otros la responsabilidad sobre el mismo, pero hasta el momento no había aparecido un documento oficial que dejara constancia del mismo.

Ahora, la Dirección General de la Policía ha enviado un oficio al juez en el que consta un escrito de 4 de marzo de 2015 en el que se deja constancia del envío de un pendrive con 939 archivos distribuidos en 32 carpetas con "información confidencial" sobre la familia Pujol así como "de instituciones y miembros de la Generalitat".

Es decir, en marzo de 2015, la Dirección Adjunta Operativa (a cuyo frente estaba Eugenio Pino en ese momento) remitió el pendrive a la Comisaría General de Policía Judicial (de la que depende la UDEF, unidad encargada de la investigación de los Pujol).

La información contenida en ese pendrive no se aportó a la causa judicial en un informe hasta más de un año después y, en ninguna de las declaraciones ante el juez de los comisarios y altos mandos se mencionó que existiera ese trasvase de información que ahora queda acreditado.

Además de este oficio, el juez ha recibido un exhaustivo informe de la Guardia Civil con el análisis del contenido del pendrive en el que se concluye que es "altamente probable" que todos los archivos y carpetas fueran copiados al dispositivo en una sola sesión, en concreto el 4 de marzo de 2015.

Todos los archivos y documentos fueron creados antes de esa fecha y el pendrive ha sido visto, editado y revisado en varios ordenadores y por varios usuarios.

La Guardia Civil dice al juez que, dependiendo de la configuración de cada equipo, podría saberse si el pendrive estuvo conectado al mismo, pero para ello sería necesario estudiar no solo el dispositivo extraíble sino también cada sistema operativo.

El juez, además, ha citado a declarar el 28 de noviembre al inspector jefe de Policía que en febrero de este año encontró en un cajón otro pendrive con información sobre los Pujol.

El inspector declarará como testigo sobre el sorprendente hallazgo de esa memoria portátil, cuyo contenido fue analizado y coincide con la del primer pendrive. 

Más noticias en Política y Sociedad