Público
Público

El PP acusa al Gobierno de "quebrar" la convivencia

Pons afirma que la izquierda está destruyendo «las bases de la Transición» con su defensa de Garzón

MARÍA JESÚS GÜEMES

El PP no puede digerir el acto en defensa del juez Baltasar Garzón, primer instructor del caso Gürtel. Tampoco soporta ver cómo el secretario de Estado de Cooperación Territorial, Gaspar Zarrías, que acudió al homenaje del magistrado de la Audiencia Nacional, se mantiene en su puesto a pesar de que Mariano Rajoy pidiera su cabeza.

Por eso los conservadores fueron ayer un paso más allá. El vicesecretario de comunicación del PP, Esteban González Pons, clamó al cielo porque 'todo lo que está ocurriendo es gravísimo'. El dirigente conservador denunció que el Gobierno está 'cuestionando los fundamentos de la Transición democrática' y 'rompiendo sus bases'.

Arenas cree que el PSOE se «salta a la torera el Estado de derecho»

A su juicio, el Ejecutivo socialista ha decidido 'excluir' a la derecha 'no solo de la vida institucional sino también de la intelectual y de la moral'. Por eso se está produciendo una grave 'quiebra' en la convivencia ciudadana.

Según Pons, los españoles observan con 'pasmo' los últimos acontecimientos porque 'no entienden como sus gobernantes están entretenidos en estos asuntos en lugar de ponerse a crear empleo y ayudar a que España salga del pozo económico en el que se ha metido'.

El también diputado valenciano cree, además, que el juez Garzón se ha convertido 'solo en la excusa que toca ahora'. Recordó que hace unas semanas se hablaba de los presos cubanos y que en unos días se planteará otra nueva cuestión.

Aznar pide a las universidades que se centren en «elevar su nivel educativo»

Para él existe una 'izquierda militante, con la que desgraciadamente el Gobierno está complicado, que ha decidido que en España los que no sean de izquierda republicana tienen inferioridad moral, poco pedigrí democrático, y no tienen derecho ni a ganar ni a gobernar'.

'Los que no somos del grupo de los de la ceja somos corruptos, delincuentes, insolidarios, poco democráticos, franquistas, y no merecemos pertenecer a España. Esa actitud es la que acaba con el espíritu de la Transición', lamentó Pons desde la sede nacional de su partido.

Lo que despertó la ira de Pons fue que le recordaran las palabras de Zarrías cuando se le preguntó qué le parecía que Rajoy exigiera su dimisión. El hombre de confianza de Manuel Chaves lanzó un directo al líder de la oposición: 'Quien tiene que dimitir es él, que no vale para esto y que tiene un partido con un problema de corrupción que le sale ya por las ventanas'. Luego llegó el golpe con el que quiso dejarle K.O. Zarrías apuntó que Rajoy dirigió 'las campañas electorales en las que hubo financiación ilegal'.

'En lugar de acusar de corrupción a nadie, un señor que seguramente tiene mucho que callar, bien haría en presentar su dimisión por haber intentado coaccionar al Supremo siendo como es un miembro del Gobierno de España', le espetó Pons. Una periodista le preguntó a qué se refería. Pero lejos de aclararlo, el responsable de Comunicación del PP se mostró más misterioso. 'Lo he dicho con muchos matices y queda dicho', sentenció.

También cargó contra el ministro de Fomento, José Blanco por la defensa que había hecho de Zarrías. Según Pons, sus palabras son 'inapropiadas e inoportunas'. Cree que se las podría 'haber ahorrado' y que está 'confundiendo la separación de poderes en España y contribuyendo a crear una cortina de humo para que los españoles no se den cuenta de que lo realmente es que hoy han subido los precios'. Aunque reconoció que no le había parecido tan grave como lo de Zarrías. 'Eso es indecente', advirtió.

También se pronunció el líder del PP andaluz, Javier Arenas, quien conoce bien a Zarrías de la época en que era vicepresidente primero de la Junta de Andalucía. Arenas pidió de paso el cese del vicepresidente tercero del Ejecutivo socialista, Manuel Chaves, porque sin 'su permiso expreso' Zarrías no habría participado en el acto. A su juicio, con lo ocurrido, el PSOE se 'está saltando a la torera el Estado de derecho'

José María Aznar no quiso quedarse fuera de la polémica. Ayer, aprovechando un acto centrado en economía, el ex presidente del Gobierno recomendó a las universidades 'dedicar más tiempo a elevar su nivel educativo y no a otras cosas' . Con ello se sumaba al acoso que viene sufriendo en los últimos días el rector de la Complutense, Carlos Berzosa, por pemitir que el acto de homenaje a Garzón se celebrara en la Facultad de Medicina.

Más noticias