Público
Público

El PP de la amnistía fiscal rechaza un impuesto a las grandes fortunas

La Izquierda Plural reprocha al PSOE que proponga el gravamen tras evitar su aplicación durante los ocho años en los que ha estado en el Gobierno.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ha puesto en marcha el Presupuesto más austero de la democracia. Ha reducido en más de 8.000 millones el gasto social y tiene previsto recortar otros 10.000 en educación y sanidad . Además, ha incrementado el IRPF que pagan todos los trabajadores, y ha puesto en marcha una amnistia fiscal que reduce las aportaciones de los defraudadores a la Hacienda Pública. En cambio, lo que no va a hacer el PP en su etapa al frente del Gobierno es cargar una parte de las consecuencias de la crisis económica en los que más tienen.

Los conservadores han rechazado este martes respaldar una proposición no de ley presentada por el Grupo Socialista, que instaba al Ejecutivo a aprobar, en los próximos tres meses, un proyecto de ley para instaurar un impuesto sobre las grandes fortunas. El principal argumento que ha utilizado Matilde Asián, la portavoz del PP que intervino en el debate en Pleno de la propuesta, es que el citado gravamen no podría aplicarse al no poderse controlar todos los recursos de los contribuyentes.

Uno de los puntos de la propuesta del PSOE instaba al Gobierno a incluir en el citado proyecto de ley las previsiones que fueran necesarias 'para evitar la efusión del impuesto mediante la utilización de países que tengan la consideración de paraísos fiscales'. Pues bien, Asián, que ha considerado 'estupendo' que se pudiera 'gravar la renta mundial de un contribuyente', no lo ha considerado factible ya que, según ha dicho,  los países europeos ni siquiera pueden someter a impuestos el capital que está en estados vecinos.

Asián ha defendido, además, que su formación 'no pone en duda' la progresividad del sistema fiscal español que, ha dicho, está incluido en la Constitución. Y ha reiterado su voto en contra de la propuesta socialista utilizando 'los mismos argumentos' que empleó el PSOE cuando, en 2008, retiró el impuesto de patrimonio: 'Que había perdido la capacidad para alcanzar los objetivos para el que había sido diseñado'. 

La Izquierda Plural -grupo que aglutina a IU, ICV-EUiA y Cha- ha anunciado que votará a favor de la iniciativa socialista. Aunque lo hará 'con pena e indignación' por el 'legado en materia fiscal' que ha dejado el grupo proponente tras pasar ocho años en el Gobierno. Así lo ha recalcado la portavoz del grupo durante el debate, Laia Ortiz.

'Nos pasamos los últimos años exigiéndoles esto', les ha recordado Ortiz a los socialistas. Éstos, ha añadido, 'siempre' votaron en contra de instaurar un impuesto a las grandes fortunas. La diputada de ICV ha afirmado, en este sentido, que 'la fiscalidad no es algo coyuntural', sino que resulta 'imprescindible para tener ingresos públicos' que garanticen la sostenibilidad del Estado del bienestar.

ERC ha azuzado el debate citando datos oficiales que apuntan a que desde la llegada de la crisis económica 'las grandes fortunas no sólo son más sino que son más ricas'. La diputada republicana, Teresa Jordá, ha asegurado, además, que las cifras estadísticas apuntan a que los más ricos 'son los que más impuestos evaden'.

Su partido, al igual que el BNG, hubiera apoyado la iniciativa del PSOE en el caso de que se aceptara la enmienda que contemplaba que el 100% del tributo se cediera a las comunidades autónomas. El texto del PSOE, que no ha admitido esa enmienda, lo repartía en un 50% entre la administración central y las autonómicas.

Entre quienes no han apoyado la propuesta, además del PP, están CiU y PNV. Los catalanes habían presentado una enmienda de sustitución -que tampoco fue aceptada por los socialistas-, en la que instaban al grupo proponente a sustituir el impuesto sobre las grandes forturnas por un 'impuesto solidario y temporal sobre los grandes patrimonios para evitar situaciones de inequidad'. Esta propuesta, incluida en el programa electoral de CiU, pretendía que quienes tuvieran grandes patrimonios pero rentas bajas pagaran en función del patrimonio.

Los nacionalistas vascos, por su parte, han decidido abstenerse por el régimen fiscal especial vigente en Euskadi y Navarra. Y la diputada de UPyD Rosa Díez ha coincidido con el PSOE en la necesidad de 'transformar' el impuesto de patrimonio para convertirlo en un tributo que afecte a las grandes fortunas. Finalmente, la iniciativa fue rechazada por 189 votos en contra, 119 a favor y 16 abstenciones.

Ante la amnistía fiscal propuesta por el Gobierno, la portavoz de Economía del PSOE, Inmaculada Rodríguez Piñero ha defendido la instauración del impuesto sobre las grandes fortunas porque, en su opinión, 'es posible una alternativa que grave a los que más tienen' y que permita, además, que el del PP no pase a la historia como el Gobierno que 'penalizó a las clases medias y amnistió a las grandes fortunas'. 

La proposición no de ley que se ha debatido este martes en el Congreso contemplaba el establecimiento de previsiones normativas para 'evitar la exclusión del impuesto' de las grandes fortunas utilizando sociedades mercantiles u otras entidades. 

Asimismo, el texto apuntaba a que el proyecto de ley podría incluir tipos de gravamen 'diferenciados' según la naturaleza o el valor unitario de los bienes. El 50% del rendimiento se debería ceder a las comunidades autónomas y el 75% iría al Fondo de garantía de servicios públicos 'fundamentales para financiar la sanidad, la educación y los servicios sociales'.

Más noticias en Política y Sociedad