Público
Público

El PP se enroca en la querella perpetua

Tarno anuncia acciones legales contra Susana Díaz (PSOE) por hacerse eco de que está en la agenda de la Gürtel'

ÁNGEL MUNÁRRIZ

El PP ha optado por no detallar explicaciones sobre las posibles ramificaciones andaluzas de la red Gürtel y cargar contra el PSOE, preferiblemente culminando su defensa con anuncios de querellas.

Ayer, sábado, a mediodía compareció ante la prensa en la sede regional del PP andaluz la portavoz del partido, Rosario Soto. Había dos temas sobre la mesa. Uno: la anotación en la agenda de Pablo Crespo, lugarteniente del jefe de la trama Gürtel, Francisco Correa, del nombre de Ricardo Tarno, número tres del PP andaluz, junto a las cantidades "36.974 euros+IVA" y bajo el epígrafe "temas pendientes". Dos: el registro en la contabilidad de Rialgreen, empresa administrada por Crespo, de una deuda con la misma por parte del PP de Sevilla de 125.700 euros por la campaña de 2004.

El número tres del partido acusa a Díaz de "descalificar, insultar y mentir"

La primera pregunta era obvia: ¿qué valoración hace el partido de la anotación del nombre de Tarno junto a una cantidad de dinero en la agenda de uno de los cabecillas de la trama? Soto se remitió a un comunicado que emitiría más tarde el vicesecretario general del PP andaluz y candidato a la alcaldía de Mairena del Aljarafe (Sevilla, 41.510 habitantes), que en 2004 dirigía el partido en la provincia. El comunicado llegó poco después. Era breve y no contenía explicaciones. Se limitaba a anunciar que Tarno "presentará una querella contra la secretaria de Organización del PSOE andaluz, Susana Díaz, después de que esta haya implicado públicamente al dirigente popular en el caso Gürtel". El propio comunicado añadía: "La querella de Tarno contra la número dos del PSOE se suma así a la anunciada ayer [por el viernes] por el PP de Jerez y a la ampliación de la querella que ya ha presentado el PP andaluz".

Tarno considera que "las declaraciones de Díaz se enmarcan dentro de una campaña de desprestigio e injurias, fruto del nerviosismo entre los socialistas ante los numerosos escándalos de corrupción en los que están implicados el PSOE y el Gobierno andaluz". El número tres del partido, azote en el Congreso del vicepresidente tercero, Manuel Chaves, acusó al PSOE de recurrir "al insulto, la mentira y la descalificación gratuita" para tapar sus "escándalos".

En días pasados, Tarno explicó a Público que desconocía el motivo por el que su nombre está en la agenda de Crespo, con el que negó tener deuda alguna. Su querella se dirige contra Susana Díaz, que el jueves, tras conocer por este diario la anotación en la agenda de Crespo, afirmó: "La Gürtel llegó a Andalucía de la mano de los más estrechos colaboradores de Javier Arenas".

Rosario Soto niega vinculaciones con Rialgreen u otra empresa de la trama

Las otras preguntas para la portavoz del PP también caían por su propio peso: ¿a qué obedecen las anotaciones de Rialgreen?, ¿qué relación tuvo el PP con esta empresa? Soto respondió: "Sinceramente, llevan más de dos años intentando involucrar al PP andaluz con la trama Gürtel, y mala suerte, malas noticias para el PSOE, nosotros no estamos vinculados absolutamente a nada, mala suerte para ellos, nosotros somos buenos gestores y tenemos las manos limpias".

Mario Jiménez, portavoz parlamentario del PSOE, declaró a Público que "lo que se está conociendo confirma que el PP andaluz estaba metido hasta las trancas en la Gürtel". "Lo que Luis Bárcenas [extesorero] y Javier Arenas decidían en Madrid se hacía en el partido y en las administraciones que gobernaban, como Jerez", afirmó Jiménez, que invitó a Arenas a declarar voluntariamente ante el juez del caso Gürtel en Madrid, Antonio Pedreira, "para contar lo que sabe".

El portavoz del PSOE afirmó que es "preocupante el perfecto conocimiento de la trama de las transferencias entre los distintos niveles del partido", en referencia a anotaciones de Rialgreen como "Sevilla entregó al regional 41.500 euros en efectivo".

Más noticias de Política y Sociedad