Público
Público

El PP no aplicará su código ético a Fabra

Lo asegura González Pons, quien también cree que Zapatero no se presentará a las elecciones porque ya han "derrotado" al Gobierno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Lo que esté mal, estará mal a partir de ahora. Este es el espíritu que impregnará el código ético del Partido Popular y que permitirá que no roce al polémico presidente de la diputación de Castellón, Carlos Fabra, según asegura el PP.

El vicesecretario de comunicación del PP, Esteban González Pons, ha aclarado que los posibles delitos de Fabra no serán de aplicación en las nuevas directrices morales y jurídicas que deberán cumplir los cargos públicos del PP, porque 'no tendrá carácter retroactivo', ha explicado en una entrevista a Los desayunos de TVE.

Por tanto, el PP hará tabla rasa con Fabra, una suerte de prescripción de sus posibles imputaciones y los procesos judiciales que tiene abiertos, como el de un presunto delito de falsedad documental por el que el fiscal pide dos años de cárcel.

Pons ha reconocido que el nuevo contrato que propone el PP supondría un abaratamiento del despido. Y hace cómplice a los sindicatos de la propuesta del PP, porque asegura que proponen el mismo contrato 'que aprobaron los sindicatos en el año 97', cuando gobernaba JoseMaría Aznar: 'Acordaron reducir la indemnización por despido a cambio de favorecer una estabilidad en el empleo'. 

También ha explicado que los conservadores pretenden reducir las cotizaciones sociales a los empresarios.

Pons no cree que el José Luis Rodríguez Zapatero decida presentarse a las elecciones. 'Él sabe que ha perdido la confianza de los españoles y, por las declaraciones que le oigo, no creo que se presente'.

El dirigente popular, por otra parte, ya se ve en La Moncloa, y es otro de los motivos por los que presume que Zapatero no se presentará a las elecciones. 'El Gobierno ya está derrotado, pero lo peor es que a España le quedan dos años de legislatura en manos de un Gobierno que ya está derrotado', ha explicado.

Ha cargado Pons contra el Gobierno muy duramente por el caso del supuesto chivatazo a ETA en el bar Faísan por parte de la Policía. 'Este es el GAL pero al revés, contra la Policía', ha espetado Pons.

Ha especulado también sobre una posible orden directa del ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, pero sin aportar más prueba que sus propias sospechas. Sin embargo, eso no le ha impedido pedir la dimisión de Rubalcaba: 'Tiene que dimitir, ya sea por que dió la orden o porque desconocía lo que estaba sucediendo'.

Pons asegura que 'como católico' le cuesta entender las palabras del obispo de San Sebastian, José Ignacio Munilla, quien aseguró que los problemas espirituales de España eran peor que el sufrimiento de los haitianos por el terremoto.

Del mismo modo, ha valorado positivamente el viaje de la vicepresidenta de la Vega a la región, ya que 'espera que asegure las ayudas de la UE'.

Más noticias en Política y Sociedad