Público
Público

El PP pasa de reclamar austeridad a pedir dinero para sus ayuntamientos

La cúpula de los conservadores lo escenifica en un acto en el Congreso con 150 alcaldes encabezado por Gallardón, Arenas y Soraya

Publicidad
Media: 0
Votos: 0


El Partido Popular se ha pasado toda la legislatura pidiendo al Gobierno medidas de austeridad y de adelgazamiento del gasto público, pero los ajustes en la contención del gasto no cree que deban aplicarse en los municipios gobernados por sus alcaldes. Hoy, en un insólito acto en el Congreso de los diputados, la cúpula del partido ha reunido a una comitiva de más de 150 alcaldes para reclamar al Gobierno más dinero con el que financiar sus municipios.

El acto ha sido presidido por Soraya Sáenz de Santamaría, quien, para dotarlo de resonancia mediática, se ha rodeado de los alcaldes y diputados regionales más representativos del PP. Así, han tomado la palabra entre otros el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón; la alcaldesa de valencia, Rita Barberá; su homóloga en Cádiz, Teófila Martínez y el vicesecretario de política territorial del PP, Javier Arenas. Un manifiesto en el que ponen de relevancia que sus localidades necesitan más financiación 'para asegurar los servicios de los ciudadanos' ha resumido sus reivindicaciones.

Los alcaldes y presidentes de Diputación del PP aseguran que los municipios 'viven la peor situación de su historia', a su juicio por 'la crisis' y por la 'incompetencia' del Gobierno. Por ello piden una reforma del Sistema de Financiación Local que engrose los ingresos municipales, que 'sirvieron en el pasado para suplir la deficiencia del sistema'.

Mariano Rajoy ofreció en marzo lo que consideró el 'verdadero plan de choque' que necesita España para salir de la crisis y reducir el déficit y el gasto público, que cerró el año en el 9,5% del PIB, y que deberá ser del 3% en 2013 atendiendo al Plan de Estabilidad de la UE. El secreto del plan del presidente del PP era 'gastar menos' y controlar el gasto de la Administración, ser lo que definió como 'un buen padre de familia'.

Hoy, sin embargo, el PP se queja de los 'recortes' en los Presupuestos Generales para las entidades locales y pide al Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero 'medidas urgentes' para evitar lo que considera el 'colapso' de la actividad municipal. Que se traduce en más dinero, en habilitar un fondo suplementario de financiación local y aplazar a 2012 el pago de los importes correspondientes a los saldos deudores de los ayuntamientos a los ingresos del Estado. Esta cantidad la cifran en 1.580 millones de euros en 2008 y 3.923 millones en el 2009.

El manifiesto no especifica cómo conseguir los fondos que piden ni cómo se haría para que no repercuta en el déficit público, pero sí vuelven a pedir que el Gobierno no lleve a cabo la subida del IVA prevista para el verano y que tenía como objeto aumentar la recaudación.

Uno de los alcaldes que tomó la palabra en el acto fue el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón. Para el regidor de la capital de España, el Gobierno central 'perjudica a todos los ciudadanos' con los 'incumplimientos y aplazamientos' de sus compromisos en esta materia.

Considera que las corporaciones locales 'no pueden esperar'. 'Aquí no venimos a pedir, sino a exigir. Los ayuntamientos tenemos problemas, pero no somos el problema. Antes al contrario, somos la parte más importante de la solución', enjuició.

A continuación, Gallardón negó que los ayuntamientos no sean austeros, y pidió al Gobierno que 'explique qué tipo de austeridad pide'. Gallardón se desmarca así del discurso de austeridad que pregona Rajoy. No en vano, Madrid tiene la misma deuda que el resto de capitales. 

El endeudamiento del Ayuntamiento de Madrid alcanzó a finales del año pasado los 6.761 millones de euros, un 1,2% mayor del que tenía un año antes. La corporación madrileña debe casi tanto como la suma de todas las demas capitales de provincia españolas. Su deuda es, además, superior a la de la mayor parte de las comunidades autónomas, ya que sólo las cuatro grandes -Madrid, Catalunya, Andalucía y Valencia- tienen un volumen de deuda mayor.

Más noticias en Política y Sociedad