Público
Público

El PP vuelve a quedarse solo en la defensa de su sistema de salud

IU pide al Gobierno que retire el decreto de reforma sanitaria. El texto no sale adelante a pesar de contar con el apoyo de todos los grupos salvo PP, Foro y UPN

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La oposición en bloque con la que fue recibido por todos los grupos parlamentarios, salvo el PP, el decreto ley de reforma sanitaria finalmente aprobado gracias a la mayoría absoluta de los conservadores, volvió a dejarse notar este martes en el Congreso. De nuevo, el partido del Gobierno se quedó solo en la defensa de un sistema de salud que, entre otras cuestiones, niega la atención primaria a los inmigrantes que no tienen regularizada su situación.

La moción partía del grupo formado por IU-ICV-CHA, muy beligerante en la defensa de un sistema sanitario 'público, universal y de calidad', frente a una reforma que, critican, pretende convertir la sanidad en 'un privilegio para aquellos que puedan pagársela, dejando para los demás un modelo similar a la antigua beneficencia'. Todo el arco parlamentario, salvo PP, Foro y UPN, apoyaron una propuesta que no salió adelante al no contar con el apoyo de la fuerza mayoritaria.

El diputado de IU, Gaspar Llamazares, fue el encargado de presentar desde la tribuna la iniciativa de su grupo, que llamaba al Gobierno a 'reconsiderar' la norma con la que el Ejecutivo dice pretender ahorrar más de 7.000 millones de euros. 'Esto es un sindiós', espetó el parlamentario, que acabó después definiendo a esta ley como 'un camino de servidumbre' en palabras de un 'conservador histórico', el Nobel de Economía Friedrich Hayek.

Llamazares instó al Ejecutivo de Rajoy a recuperar 'la voluntad de acuerdo y consenso'

Llamazares aseguró que esta norma es una consecuencia más de las imposiciones 'de la madrastra UE, que nos dice que tenemos que cambiar el modelo sanitario, educativo y económico para converger con los modelos más precarios de Europa'. En este sentido, el diputado de la federación de izquierdas consideró que la norma es un 'atentado contra la universalización' del Sistema Nacional de Salud (SNS) y 'niega la equidad' al tiempo que dice pretender un pacto por la Sanidad 'con la imposición' del repago farmacéutico, el impuesto a la enfermedad o poniendo precio a la ortoprótesis o al transporte no urgente. Por ello, instó al Ejecutivo a recular y a recuperar la voluntad 'de acuerdo y consenso' que existía antes de su aprobación.

El PP insiste en que la reforma de Mato no supone un cambio de modelo del sistema sanitario

Los conservadores, enrocados en el discurso de la insostenibilidad del sistema, explicaron a través de su diputado Rubén Moreno Palanques su negativa a replantearse la reforma sanitaria. Así, el parlamentario del PP defendió la necesidad de ordenar las prioridades y 'tener en cuenta la grave crisis económica' que atraviesa España en estos momentos. En este sentido, negó que la ley suponga un cambio de modelo y señaló que el SNS tiene 'vocación de universalidad', pero normas que garantizan su 'extensión progresiva'. Con un punto de ironía, Moreno Palanques se atrevió incluso a 'admitir' que el real decreto 'no da asistencia al total de la población mundial'. '¿Pero hay algún país del mundo que dé esa cobertura?', preguntó con sorna después.

Diputados de PSOE, UPyD, CiU, PNV y BNG mostraron su conformidad con el texto presentado por IU-ICV-CHA. No obstante, socialistas y convergentes presentaron enmiendas que fueron aceptadas por la Izquierda Plural. También presentó modificaciones UPyD y una de ellas también fue admitida.

Por el PSOE, su portavoz en esta materia, José Martínez Olmos, insistió en la voluntad de diálogo expresada por Llamazares y consideró que los ciudadanos 'agradecerían' una búsqueda de consenso por parte del Gobierno para que, dijo, no se vieran afectados sus derechos.

Por su parte, el diputado del PNV Emilio Olabarria acusó al Ejecutivo de estar, decreto tras decreto, degradando el Estado del bienestar y puso de manifiesto que el déficit de Bankia es de 16.000 millones, similar al del sistema sanitario. 'No sé si es el mismo contable o la cifra está teniendo una suerte de tótem. Se restringe el modelo del SNS al recortar su carácter universal y gratuito. Si esto no es una restricción, que baje Dios y lo vea', aseveró.

Más noticias en Política y Sociedad