Público
Público

El prelado que oía canciones de amor

El Arzobispo de Oviedo dedica a Whitney Houston su carta pastoral

J. CUEVAS

La iglesia católica asturiana reza por Whitney Houston, según desveló ayer el Arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes, en su carta pastoral semanal. El prelado demostró en la misiva, en la que citaba algunos de sus grandes éxitos, su conocimiento de la carrera artística de la cantante, fallecida el pasado 11 de febrero en Los Angeles. Houston, que comenzó precisamente a cantar en el coro infantil de una iglesia, tenía, juzga Sanz en la carta, "todo cuanto se podría para haber vivido dichosamente" y podía haber disfrutado de una vida "serena y gozosa", aunque no fue así.

El máximo representante del catolicismo en el Principado utilizó el fallecimiento de Houston, "una de las más importantes cantantes de gospel y de música pop de las últimas décadas", según recordó, para trasladar a los creyentes los problemas personales de una artista "con el rictus de dolor, de desvarío, de carcoma, que los desamores, los infortunios, el alcohol y las drogas terminaron por dibujar fatalmente".

El fallecimiento de la cantante, al que el arzobispo Sanz Montes se refiere como un "naufragio de bañera", recuerda al prelado a otros personajes populares que también "han malogrado su vida". El Arzobispo de Oviedo, conmovido según asegura, por la belleza de la voz de la desaparecida vocalista, trasladó a los feligreses que reza por la cantante "para que su encuentro con Dios sea un estreno eterno con la belleza que jamás se marchita, ni traiciona, ni destruye".

Sanz Montes, que no se contuvo al hablar de la fallecida cantante pese a que esta profesara en realidad la religión cristiana baptista, concluyó su carta pastoral semanal atribuyendo a la cantante significado religioso a Run to You , uno de los temas de El guardaespaldas .

Otro de los temas en los que según la carta pastoral Whitney Houston demostraba su búsqueda de una deidad superior que le alejara de los "sucedáneos falsos" con los que evadirse de la vida es Greatest Love of All , compuesto originalmente para una película sobre el boxeador Muhammad Alí. "Su concierto eterno ha comenzado, Descanse en paz", finaliza el prelado que oía canciones de amor.

Más noticias de Política y Sociedad