Público
Público

Premio al empeño del verso suelto

Tras casi doce años gobernando en Madrid, desde la Comunidad y hasta ahora en el Ayuntamiento, Alberto Ruiz-Gallardón consigue su ansiada cartera y será titular de Justicia

PÚBLICO.ES

Alberto Ruiz-Gallardón ha alcanzado, por fin, uno de sus sueños desde que, nada más cumplir la mayoría de edad, se embarcó en la política afiliándose a Alianza Popular. Mariano Rajoy le ha agradecido tanto años de 'sacrificios' y espera con el Ministerio de Justicia.

Después de pasar gran parte de su vida política en el gobierno de Madrid, primero en el de la Comunidad y hasta ahora en el municipal, por fin da el salto a un puesto de relevancia en el Gobierno. La paciencia ha sido la gran baza de Gallardón para poder ocupar un asiento en el Consejo de Ministros durante los próximos cuatro años.

Y además, ha ganado la batalla a Esperanza Aguirre. Tan cercanos y tan lejanos, ambos han protagonizado uno de los dúos políticos con más rivalidad en toda España. Los dos siempre han pugnado por ganarse el favor de Rajoy, incluso por ocupar su puesto al frente del PP. Tras numerosas disputas dialécticas, abrazos forzados y besos amargos, ahora tendrán que entenderse desde ámbitos completamente distintos. Seguirán cercanos en lugar pero lejanos en los asuntos diarios.

Verso suelto del PP, nunca ha ocultado sus aspiraciones a participar en la política nacional 

Desde que el pasado 13 de octubre Rajoy anunció que Gallardón ocuparía el cuarto lugar en la lista del PP por Madrid de cara a las generales del 20-N, pocos dudaban de que tendría asegurado un puesto en el Ejecutivo. Ana Botella, mujer del expresidente José María Aznar, le sucederá en el cargo municipal.

Gallardón deja el Ayuntamiento más endeudado de España —6.891 millones de euros— debido, en gran parte, al coste que supuso la faraónica obra del soterramiento de la M-30. Tampoco le ha salido barato su traslado de la plaza de la Villa al Palacio de Cibeles ni sus reiteradas apuestas, todas culminadas en fracaso, por hacer de Madrid sede de unos Juegos Olímpicos.  Con esas cifras, con el altísimo nivel de contaminación, con el tráfico y con tanta otras cosas tendrá que lidiar a partir de ahora la mujer del expresidente Aznar.

Nacido en Madrid el 11 de diciembre de 1958, se licenció en Derecho por la Universidad San Pablo, CEU, dos años después ingresó por oposición en la carrera fiscal, de la que está en excedencia. Su carrera meteórica comenzó en 1983, como concejal en el Ayuntamiento madrileño. De ahí pasó a la Asamblea de Madrid, elegido diputado en 1987. Senador desde julio de ese mismo año, renovó su escaño en la Cámara Alta en las elecciones generales de 1989 y de 1993. En esta última legislatura fue portavoz del Grupo Popular.

Verso suelto del PP, Gallardón nunca ha ocultado sus aspiraciones a participar en la política nacional. En 2002, tras anunciar Aznar que no sería candidato en 2004, se declaró aspirante a sucederlo, aunque no contó con el apoyo del partido. Tras las elecciones autonómicas y municipales de 2007, se ofreció con "ilusión" a estar en la lista del PP por Madrid en las siguientes elecciones generales, acompañando a Rajoy, pero tampoco fue aceptada su propuesta.

Ahora le ha llegado la hora de demostrar todas sus virtudes en un ministerio con enormes tareas pendientes, desde la profunda renovación tecnológica que necesita, hasta los relevos en altas instancias como el Tribunal Constitucional.