Público
Público

El PSC quita hierro a las balanzas fiscales

El presidente extremeño arremete contra los que quieren "vincular fiscalidad con derechos"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Sabiéndose escrutado por algunos compañeros de partido de otras comunidades autónomas, el PSC hizo esfuerzos por temporizar los misiles que le llegaron, por ejemplo, desde Extremadura. Su portavoz, Miquel Iceta, sostuvo que la publicación de las balanzas fiscales es necesaria por una cuestión de 'transparencia' y 'pedagogía', pero que no tienen por qué vincularse con el nuevo sistema de financiación.

Exactamente lo contrario piensa el presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, que por la mañana afirmó que 'lo que subyace aquí no es el interés en saber las balanzas fiscales sino vincularlas con la negociación de la financiación autonómica'. Y ante eso advirtió que su gobierno 'dará batalla' contra los que quieren 'vincular fiscalidad con derechos', en clara alusión al PSC.

Las posturas no pueden ser más enfrentadas. Para Fernández Vara el mismo concepto de balanza fiscal es inconstitucional, mientras que para el PSC se trata de arrojar luz sobre un tema que es utilizado por algunos, básicamente el PP, para enfrentar a unas comunidades con otras.

El vicepresidente económico en funciones y el secretario de Organización del PSOE terciaron ayer en el asunto. Pedro Solbes recordó que después de que los expertos han consensuado dos métodos para calcular las balanzas ahora es imprescindible definir un grupo de trabajo que se encargará de establecer 'los criterios de atribución de ciertos conceptos'. Ahora bien, el vicepresidente dejó claro que las balanzas no serán determinantes para negociar la nueva financiación. José Blanco se expresó en la misma dirección aunque matizó que la decisión final no está 'tomada'.

Sin colores políticos

Lo que está claro es que unos y otros empiezan a marcar terreno ante una negociación que se prevé dura y complicada, pero que tiene una fecha final fijada: según el Estatut de Catalunya, el 9 de agosto debe haber ya un nuevo sistema aprobado.

Ayer también se pronunció el gobierno de Castilla y León. Su portavoz, José Antonio de Santiago-Juárez, avisó que 'ahí no va a haber colores políticos' y por eso van a buscar alianzas con las comunidades que defiendan sus mismo criterios, a saber, que se tenga en cuenta la dispersión del territorio y el envejecimiento de la población.

Unidad catalana

Por su parte, el presidente de CiU, Artur Mas, pidió al president José Montilla que convoque una reunión de líderes catalanes para consensuar una posición común. Desde ERC, Joan Puigcercós, aseguró que su partido 'hará piña' con el resto de partidos. El miércoles, el conseller Antoni Castells, denunció que la crisis inmobiliaria ha provocado una fuerte rebaja de los ingresos de la Generalitat.