Público
Público

El PSE propone un pacto político y un referéndum

Patxi López se compromete a buscar con los partidos vascos un acuerdo si es lehendakari

GUILLERMO MALAINA

El líder de los socialistas vascos, Patxi López, anunció ayer su propuesta para lograr la "convivencia en Euskadi" como alternativa a la hoja de ruta de Juan José Ibarretxe. En un acto en Bilbao, rodeado por un centenar de cargos del PSE, se comprometió "con solemnidad" a que lo primero que hará si es lehendakari, será buscar un pacto con los partidos en materia de autogobierno y someterlo a "un referéndum con todas las consecuencias".

El documento, titulado Propuesta para el Diálogo y la Convivencia en Euskadi, no recoge en sus nueve páginas novedades sustanciales sobre el mensaje que ha defendido Patxi López los últimos meses para responder a la hoja de ruta del lehendakari. Según significó, el fin del texto es "fijar claramente la posición del Partido Socialista de Euskadi" en este tiempo de inflexión, tras la reunión del martes entre Juan José Ibarretxe y el presidente Zapatero, los últimos atentados de ETA en Legutiano y Getxo, y la detención de la cúpula de la banda en Francia.

El punto de partida

En el documento, el PSE propone como alternativa a la hoja de ruta del lehendakari abrir una negociación entre los "partidos vascos democráticos" que parta de "unos principios básicos compartidos por todos": rechazo a la violencia, compromiso para deslegitimarla política y socialmente, respeto a las reglas de juego (también las recogidas en el Estatuto de Gernika para su reforma), aceptación de que cualquier cambio del marco jurídico-político en Euskadi esté avalado por un gran pacto entre nacionalistas y no nacionalistas, y por último, la "construcción de la nacionalidad vasca desde la integración".

Tras la lectura de estos principios, Patxi López quiso enviar un mensaje al resto de partidos y, en especial, al lehendakari para replicar a algunas de las críticas recibidas recientemente y asegurar también que el PSE tiene margen de maniobra para hacer esta propuesta. Aseveró así que los socialistas no tienen "ninguna prisa por ir a unas elecciones anticipadas" y sí capacidad para abrir una "negociación política en Euskadi". "No necesitamos ni el aval ni el permiso del presidente del Gobierno", dijo, antes de agregar en la misma línea que el PSE defenderá en Madrid "con firmeza" el pacto que pudiera alcanzar con el resto de formaciones.

El "recorrido legal"

"Donde Ibarretxe habla de una consulta no vinculante", reivindicó, "yo quiero un referéndum con todas las consecuencias que sea el resultado lógico y legal del recorrido que tenemos que hacer: acuerdo entre vascos, aprobación por el Parlamento vasco, ratificación por las Cortes Generales y refrendo de los ciudadanos y ciudadanas vascas".

En la lectura del texto, el secretario general del PSE reivindicó que ha llegado la hora de romper en Euskadi con un ciclo de "enfrentamiento" y "división" que, a su juicio, se remonta diez años atrás: "No nos resignamos a que se nos quiera sumir en un conflicto permanente, se llame Lizarra, Plan Ibarretxe o ‘hoja de ruta'". Y propuso así recuperar la cultura del pacto en Euskadi, sin que nadie tenga que renunciar a sus ideas: "Que el PNV lleve a esa negociación sus propuestas. Pero que nadie me pida tampoco a mí que renuncie a defender mis posiciones".

Más noticias de Política y Sociedad