Público
Público

El PSOE intenta ahora no molestar a los autónomos

El ministro de Trabajo duda de que los 400 euros se puedan pagar a este colectivo, pero Solbes rectifica y dice que está "encima de la mesa"

FERNANDO GAREA

El martes, a última hora de la tarde, se terminó de concretar en el Ministerio de Economía y Hacienda la forma en que se materializará la oferta electoral estrella, la de los 400 euros de rebaja fiscal por cabeza.
El anuncio se hizo el domingo en la Conferencia Política del PSOE y el martes se concretó que lo más probable es que se haga por real decreto, que deberá ser convalidado por el Congreso y que supondrá modificar desde junio la tabla de retenciones que efectúan las empresas a los asalariados, con efectos desde el 1 de enero de 2008.

También se ha acordado que será muy difícil que sea aplicable a los trabajadores autónomos, porque su régimen fiscal no está sujeto a retenciones como el de los asalariados. El propio Zapatero y todas las notas del Gobierno y el PSOE han hablado siempre de medida para asalariados y pensionistas, sin incluir a los autónomos.

Cotización por módulos

El ministro de Trabajo, Jesús Caldera, explicó ayer en Onda Cero que no es una medida para los autónomos y argumentó que este colectivo puede incorporar, a través de la cotización por módulos, los incrementos de los precios de los elementos que necesitan para desarrollar su actividad.El PSOE y el Gobierno barajan hacer pública en los próximos días alguna medida referida a los autónomos, entre otras cosas, para evitar la imagen de exclusión de un grupo tan numeroso de electores en plena campaña. Hay más de dos millones de autónomos, con sus correspondientes familias afectadas.

Por eso, el Gobierno y el PSOE evitan desde ayer el mensaje público de que los autónomos no recibirán los 400 euros. En esta línea, el ministro de Trabajo, tras la explicación anterior, no descartó incluir a este colectivo entre los beneficiarios de la medida, aunque añadió que "hay que estudiar la situación".

También el vicepresidente segundo, Pedro Solbes, varió ayer ligeramente su posición de la víspera. El martes dijo que no podría aplicarse a los autónomos y ayer aseguró que "es un tema que está encima de la mesa".

El vicepresidente admitió que "en el concepto inicial (de la medida) no estaba incluida" la posibilidad de que los autónomos se beneficiaran de esta deducción, pero añadió que "la decisión se tomará en su día cuando salga la ley".

No precisó más.

Antes, Caldera explicó en Onda Cero que se trata de una medida sobre la que llevaban tiempo trabajando.El ministro explicó que descartaron en enero una propuesta de CiU para bajar las retenciones del IRPF con el argumento de que eso es inflacionista, porque el PSOE lo guardaba para el "foro adecuado", es decir, su programa electoral.El titular de Trabajo y coordinador de la campaña socialista admitió que la medida puede tener "suaves efectos inflacionistas".

Confirmó que el PSOE valoró elevar el mínimo exento hasta los 12.000 euros, porque no era generalizable.

Más noticias de Política y Sociedad