Público
Público

EL PSOE alerta de la "derechización" del PP azuzada por Rajoy

El secretario de Organización del PSOE, Marcelino Iglesias, avisa que la "radicalización" del PP persigue desmoralizar al electorado socialista

PÚBLICO.ES / EFE

Para el PSOE nada es casual. El protagonismo logrado en las últimas semanas por políticos como José María Aznar, Jaime Mayor Oreja o María Dolores de Cospedal, todos muy críticos con la política antiterrorista del Gobierno, no se debe a una conjunción de casualidades. Es, opinan desde Ferraz, una paso más hacia una "derechización y una radicalización" del PP cuyo fin último pasa por desmoralizar y desmotivar al electorado socialista.

La estrategia, opina el secretario de Organización del PSOE, Marcelino Iglesias, está azuzada por su líder, Mariano Rajoy, que mientras tanto hace como que no pasa nada y "se dedica a aprender el silbo canario".

En la rueda de prensa posterior a la reunión de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE, la primera después del paréntesis de Semana Santa, que ha presidido el jefe del Gobierno y líder del partido, José Luis Rodríguez Zapatero, el 'número tres' del PSOE no ha ahorrado calificativos para referirse al "discurso tan radical y extremo que está haciendo el PP"l.

"Colocar todo este florilegio de personas (por Aznar, Mayor Oreja y Cospedal) que han tenido tanta responsabilidad en el Ministerio del Interior en un discurso tan radical en el momento de mayor éxito contra el terrorismo nos parece de una extraordinaria irresponsabilidad y deslealtad", ha enfatizado.

Una actitud que ha tildado de intolerable y lamentable, un escándalo que "hará reflexionar" a muchos votantes, ha pronosticado Iglesias, convencido de que todo obedece a una "estrategia" del PP, que siempre que llegan unas elecciones utiliza la lucha antiterrorista contra el Gobierno.

Y es que, de acuerdo con su análisis, mientras los interlocutores del Ejecutivo y de la oposición hablan con normalidad de la política antiterrorista e intercambian información, los portavoces "más radicales del PP tienen la obsesión enfermiza de mantener en primer plano el cuestionamiento al Gobierno".

Su explicación es que el PP intenta desmoralizar al electorado progresista, alimentar a la derecha más extrema dentro de ese partido y evitar que se hable de asuntos como las políticas sociales que están llevando a cabo en las comunidades en las que gobiernan o de los casos de corrupción en los que están implicados algunos de sus dirigentes.

Iglesias recuerda que las encuestas son sólo una foto fija

A su juicio, sería "muy razonable" que si realmente liderara ese partido, Rajoy "pusiera un poco de orden en sus portavoces más radicales y ultras".

"No vamos a tolerar ese discurso que pretende tapar el debate político normal, desmovilizar y desmoralizar a la gente y que el Gobierno no pueda hacer su trabajo", ha dicho. Frente a ello, ha garantizado que por parte del PSOE el pacto antiterrorista "no corre ningún peligro".

 

Sobre las elecciones autonómicas y municipales del 22 de mayo, Iglesias ha asegurado que su partido está activado, unido, centrado y tensionado, con unos candidatos que tienen ganas de vencer.

Ha restado importancia además a las encuestas que se han publicado en los últimos días, entre ellos los de Público, que refleja cómo los socialistas han remontado 11 puntos desde que Zapatero anunció que no repetiría como candidato a las presidenciales del año que viene, y ha alegado que los sondeos preelectorales son siempre una foto fija de un momento determinado.

"No vamos a caer en la trampa de quedarnos extasiados en las encuestas", ha avisado, seguro de que los resultados dependerán del trabajo que haga su partido.

Después de dejar claro que no dan por ganado ni por perdido ningún territorio, Iglesias ha vaticinado unos resultados mejores de los que auguran las encuestas, porque hay muchos votantes tradicionales del PSOE que estaban indecisos o pensaban abstenerse y que ahora están empezando a movilizarse.

En la reunión de la Ejecutiva Federal el presidente del Gobierno ha hecho un repaso de la situación económica y ha vuelto a repetir que los objetivos de su Ejecutivo son conseguir una economía más sostenible, con un crecimiento estable y un empleo de mayor calidad.

Junto a esa meta, ha situado la necesidad de lograr unas políticas sociales y un medioambiente también más sostenibles.

Más noticias de Política y Sociedad