Público
Público

El PSOE exige responsabilidades por el 'caso Becara'

Pide cuentas a un edil del Ayuntamiento de Madrid y a Gallardón, por permitir el "caos"

J. R.

La Guateque sigue ardiendo, pese a que la comisión de investigación abierta por el Ayuntamiento de Madrid se cerró en marzo. Salió por boca del portavoz socialista, David Lucas, por una noticia que ayer revelaba Público.

El presunto ramal de la Guateque alcanza a la empresa de decoración de lujo Becara. Su tienda en Madrid abrió en marzo de 2000 sin la preceptiva licencia de funcionamiento. Y siguió sin permiso hasta 2005. Dos años después, el Tribunal Superior de Madrid anularía la licencia.

En representación de la tienda actuaba el ex diputado del PP Jorge Trias Sagnier, marido de una de las dueñas de la boutique. Desde 2000, el local ha acumulado dos sentencias firmes por vulneración de la normativa urbanística.

La Guateque salta en el caso porque cuatro imputados en el caso intervinieron en el expediente de Becara. “Alberto Ruiz-Gallardón quiere enterrar la Guateque, pero esto no ha hecho más que empezar”, subraya Lucas. Pedirá la comparecencia de Íñigo Henríquez de Luna, concejal del distrito de Salamanca –donde está ubicada la tienda–, y estudia la de otros responsables.

“Gallardón reincide. Insiste en las mismas prácticas que han dado origen al caos administrativo y urbanístico, y no hace nada para corregirlo, nada”. Lo argumenta Lucas porque Henríquez de Luna, que ordenó la clausura de la tienda el 17 de abril, dio dos meses a los dueños para legalizar su situación. “Queremos saber si ha habido trato de favor, si aplica varas de medir distintas en función de quién sea el titular del establecimiento”.

Desde el Ayuntamiento evitan pronunciarse. Recuerdan que el juez Santiago Torres optó por no incluir el caso Becara en la Guateque al no encontrar conexiones. El PSOE recurrió ese auto.

 

Si no la preferida, sí fue en la que la hija del ex presidente del Gobierno se fijó en 2002. A ella y a El Corte Inglés del paseo de la Castellana encargó su lista de bodas. En su día se valoró el ajuar de Ana Aznar en 120.000 euros.

El del 5 de septiembre de 2002 fue el acontecimiento social del año. Eso decía la crónica rosa... y la no tan rosa, porque José María Aznar hizo del enlace de su hija (21 años) y del pujante empresario Alejandro Agag una cuestión de Estado. Hasta invitó a Tony Blair y Silvio Berlusconi. Ambos vinieron.

 

Más noticias de Política y Sociedad