Público
Público

EL PSOE expulsa a Gotzone Mora por minar al partido

La ex edil de Getxo, pese a ser alto cargo con el PP, mantenía la militancia socialista

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Gotzone Mora ya no volverá a atacar al Ejecutivo desde las filas socialista. El miércoles por la noche se conocía que la dirección del PSOE había decidido expulsar a la ex edil de Getxo del partido. La razón: Mora ha aprovechado los últimos cuatro años su militancia socialista para pedir el voto para su adversario, el PP. La reacción de Mora al enterase en la mañana del jueves fue la de redoblar sus ataques contra la directiva socialista. Según ella la decisión se ha tomado con 'nocturnidad, premeditación y alevosía'.

La declaraciones de Mora sorprenden. Ella misma había anunciado varias veces en declaraciones públicas la intención del partido de despedirla tarde o temprano. Desde hace cuatro años, ella misma iba engordando el expediente abierto por Ferraz.

A pesar de las discrepancias anteriores, el primer incidente grave fue en 2004, cuando Gotzone Mora abandonó la disciplina socialista en el Ayuntamiento de Getxo para votar una moción del PP contra el Gobierno central. Entre la perlas de Mora están las de asegurar que Zapatero 'pisotea' a las víctimas o asegurar que el PSOE parecía dispuesto a dar a ETA 'la autodeterminación, Navarra y los 5.000 millones que parece que piden para dejar de matar'. En junio de 2006 fue expulsada del Congreso durante un debate por increpar desde la tribuna de invitados a Zapatero.

Campaña por el PP

Desde entonces el enfrentamiento contra el partido se ha ido acentuando especialmente en materia antiterrorista hasta provocar que Mora hiciera campaña a favor del PP. Los argumentos más catastrofistas de los conservadores quedaban muchas veces ensombrecidos por los ataques de Mora contra el PSOE. Aseguró que estábamos 'ante el fin de la España que hemos conocido'.

En las municipales de 2007, aún como edil socialista, aseguró que era el momento de votar contra la política de Zapatero. 'Tiene que tener cuidado, porque igual que un atentado le subió al poder, otro le puede bajar', le recriminó.

Tras salir del consistorio vasco se incorporó al Gobierno valenciano (PP) como cargo de confianza, secretaria de Inmigración y Ciudadanía.
Allí siguió haciendo campaña contra su propio partido y en favor de los conservadores. Llegó a atacar al partido de Rosa Díez como alternativa al PSOE alegando que ya había 'suficiente pluralidad para que los ciudadanos puedan votar'.

No le sirvió de nada. La victoria de Zapatero ha radicalizado aún más su postura. Sus últimas declaraciones antes de la expulsión fueron en el programa la Tertulia de la cadena COPE. Comparó a Zapatero con Hitler, quien también tomó el poder tras unas elecciones. Un currículum que al menos desde el miércoles no seguirá creciendo desde filas socialistas.