Público
Público

El PSOE maneja desgravar los 400 euros a rentas bajas

La negociación presupuestaria con la izquierda se basa en introducir mayor progresividad fiscal

G. LÓPEZ ALBA

La posibilidad de acentuar la subida de impuestos a las rentas más altas continúa abierta. Esta es la conclusión que extrajeron este martes los asistentes a la reunión celebrada por el vicesecretario general del PSOE, José Blanco, y la secretaria de Organización, Leire Pajín, con los diputados, senadores, eurodiputados y portavoces en los Parlamentos autonómicos.

Su concreción dependerá del desarrollo de las negociaciones con los partidos del arco iris de izquierdas, en el marco de la ronda que este martes abrió el portavoz parlamentario del PSOE, José Antonio Alonso, para recabar apoyos al proyecto de Presupuestos para 2010.

Con distintos acentos, el refuerzo de la progresividad fiscal fue reclamado durante la citada reunión por los diputados Juan Antonio Barrio, portavoz de Izquierda Socialista; Manuel de la Rocha y Francisco Javier Carro, vinculados a UGT, y por el senador Arcadio Díez Tejera.

Blanco considera inviable recuperar el impuesto sobre el patrimonio 

Del silencio de Blanco y Pajín, que participan en las reuniones de maitines donde se adoptan las decisiones estratégicas, los parlamentarios concluyeron que el Gobierno es muy proclive a mantener “en todo o en parte” –con la misma cuantía o inferior– la desgravación de 400 euros para las rentas más bajas. Esta opción fue confirmada como “muy probable” en fuentes gubernamentales.

También está abierta, a juicio de quienes asistieron a la reunión –celebrada a puerta cerrada–, la posibilidad de subir los tipos marginales del IRPF para las rentas más altas. Y no está descartado por completo algún ajuste en la fiscalidad de las Sociedades de Inversión Inmobiliaria de Capital Variable (Sicav), aunque según fuentes gubernamentales es la que plantea más rechazo del Ministerio de Economía y Hacienda.

En todo caso, lo que se dio a entender a los parlamentarios fue que la concreción de esos cambios está sometida a la negociación con los partidos minoritarios de la izquierda, que condicionan su apoyo presupuestario a cambios de esta naturaleza, como es el caso de IU, ICV, BNG y NaBai.

Varios diputados piden subir los tipos marginales del IRPF 

La que quedó prácticamente descartada fue la opción de restablecer el impuesto sobre patrimonio. El ministro de Fomento, José Blanco, explicó que algunos gobiernos autonómicos ya han anunciado su intención de suprimirlo o dejarlo en cero, de modo que podría provocar deslocalizaciones territoriales.

No obstante, hubo quien apuntó que, al tratarse de un impuesto cedido por el Estado, cabe la posibilidad de que el Gobierno fije mínimos, de modo que se impediría su total supresión por las autonomías.

La reunión de ayer supuso el pistoletazo de salida para la “acción explicativa y de rendición de cuentas” sobre los Presupuestos y la política económica del Gobierno que, bajo el lema “Nuevas Energías”, desplegará el PSOE hasta noviembre.

Blanco subrayó la necesidad de que los socialistas hagan “pedagogía fiscal” y trasladen a la sociedad un discurso articulado sobre “las políticas del Gobierno para salir de la crisis” sobre la base de tres ejes: las políticas sociales, la inversión pública y los estímulos fiscales.

La secretaria de Organización, Leire Pajín, dijo que su propósito es también “escuchar” las inquietudes y demandas que tienen los ciudadanos.

Más noticias de Política y Sociedad