Público
Público

El PSOE revertirá la reforma laboral en cuanto llegue al Gobierno

Se compromete ante los sindicatos de que será la primera modificación que impulsarán los socialistas cuando vuelvan al poder

J. R.

Aún queda un largo camino hasta las próximas elecciones generales. La legislatura no ha hecho más que empezar. Ni siquiera se atisba en el horizonte un deseo de cambio que anticipe una derrota del PP. No obstante, el PSOE ya quiere ubicar en el frontispicio de sus preocupaciones, como goloso escaparate, la reforma de la reforma laboral. Hoy, en una reunión con los líderes de Comisiones Obreras y UGT en la sede de su partido –por la mañana ambos se entrevistaron con Cayo Lara–, los socialistas se han comprometido solemnemente a revertir la legislación del mercado de trabajo en cuanto regresen a la Moncloa. 

Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez han adelantado la promesa suscrita por el PSOE en cuanto comparecieron en rueda de prensa conjunta en Ferraz. Posteriormente, lo ha confirmado Valeriano Gómez, ministro de Trabajo en el último Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero. "Si el resultado de la tramitación parlamentaria [del proyecto de ley de Rajoy] no es positivo y no logramos cambios, además de recurrir al Tribunal Constitucional, como ya anunciamos, lo que decimos es que esta será la primera reforma que un Gobierno progresista, del PSOE, reforme una vez que vuelva al Ejecutivo –ha explicado Gómez–. Otras reformas no se cambiaron con gobiernos posteriores. En esta ocasión no será así. Esta será una reforma que el PSOE cambie y cambie sustancialmente". 

Los sindicatos agradecen la "radicalidad" de la promesa socialista

Los dos líderes sindicales agradecieron el apoyo y la propuesta del PSOE expuesta durante una reunión en la que han participado, además de Gómez, el secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, la portavoz parlamentaria, Soraya Rodríguez, y la representante de Empleo en la Cámara Baja, Concha Gutiérrez. "Tomamos nota de este compromiso solemne y claro, que tiene una gran trascendencia y merece la pena recalcarlo", ha afirmado Méndez. "Agradecemos la radicalidad del planteamiento del PSOE", ha añadido Toxo. 

Gómez, sin embargo, no ha esbozado cómo será esa marcha atrás, si se regresará a la reforma laboral que aprobó Zapatero y que le costó una huelga general en septiembre de 2010. El exministro se ha limitado a destacar los aspectos son rechazados de plano por su partido, como la modificación unilateral de las condiciones laborales por el empresario o el contrato indefinido para las pymes de menos de 50 personas con el que se puede despedir durante el primer año sin indemnización. "Creemos en la reforma equilibrada de 2010" y "recuperar el diálogo social perdido", ha subrayado. Sin embargo, la ley socialista tampoco logró rebajar la sangría del empleo. 

Más allá de lo que pueda ocurrir en el futuro, lo más inminente es la reforma laboral del PP que aún tramitan las Cortes. El PSOE asegura que estará "cerca" de los sindicatos y que "escuchará sus pretensiones", no sin antes advertir de que "las regulaciones del mercado de trabajo, las buenas y las malas, no son las que determinan el crecimiento a corto plazo del empleo". 

Coincidencia en que la austeridad por sí sola no conduce a la recuperación

CCOO, UGT y la cúpula socialista han analizado también la situación económica. Los tres han constatado que la mejora no vendrá ni en el corto ni en el medio plazo, y que las políticas de austeridad y los recortes a mansalva son claramente lesivas para la crecimiento, como hoy advertido la Organización Internacional del Trabajo (OIT).  "No es cierto que no haya alternativas a la situación, no es cierto que vayamos por el buen camino –ha dicho Toxo, en evidente respuesta al ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble– y no es el programa con el PP concurrió a las elecciones [del 20-N]. Es un fraude democrático y electoral". Méndez ha coincidido: "Hay que provocar un cambio de rumbo, que se preserve la seña de identidad del modelo social europeo, garantizando y protegiendo los servicios públicos frente a los atropellos del Gobierno". 

Toxo y Méndez han confirmado que seguirán sus entrevistas con el resto de formaciones políticas. Hoy se vieron con IU y PSOE. La semana próxima, previsiblemente el lunes 7 de mayo, se reunirán con la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, y unos días más tarde con el portavoz en el Congreso de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida. En cuanto a las nuevas movilizaciones que están preparando CCOO y UGT, Gómerz ha reseñado que el PSOE no las pacta con ellos, ya que "cada organización tiene su papel". Los socialistas, no obstante, dicen "estar de acuerdo en muchas materias con la acción sindical" contra "el ataque frontal al Estado del bienestar" que, a su juicio, está perpetrando el PP. 

Más noticias de Política y Sociedad