Público
Público

Rajoy asume con calma las funciones del vicepresidente Económico

Sáenz de Santamaría fija el 7 de enero como límite para un acuerdo en la reforma laboral. En una semana se aprobarán las primeras medidas. Jorge Moragas, director de gabinete del Presidente del Gobierno;

GUILLERMO RODRÍGUEZ

Mariano Rajoy ha descartado nombrar un vicepresidente Económico en plena crisis no para evitar conflictos entre el titular de Economía, Luis de Guindos, y el de Hacienda, Cristobal Montoro. La decisión la ha tomado porque es el propio presidente del Gobierno el que aspira a cumplir esa tarea desde la presidencia de la Comisión Delegada para Asuntos Económicos: "No hay vicepresidencia económica, pero hay un presidente volcado en esta tarea", ha recalcado la vicepresidenta del Gobierno y ministra portavoz del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, durante su primera comparecencia tras la reunión del Consejo de Ministros de los conservadores.

Pese a que Rajoy ha asegurado en repetidas ocasiones que la coyuntura económica exigía la adopción de decisiones urgentes, ha optado por asumir sus funciones de dirección económica con calma y posponer hasta el Consejo de Ministros del próximo viernes las primeras medidas  de su Ejecutivo.

El Gobierno nombrará un nuevo Fiscal General del Estado "en breve"

En esta primera cita se han planteado preguntas sobre algunos de los temas de los que tanto se sirvió el PP desde la oposición y que le llevaron, en parte, a ganar las elecciones por mayoría absoluta el pasado 20 de noviembre. Se ha hablado de Amaiur (Rajoy seguirá sin incluir al grupo en sus rondas de contactos) y de la posible reforma de la Ley del Aborto (se llevará a cabo "una modificación" de la normativa "en el sentido de preservar el derecho a la vida y garantizar la situación de las menores", ha dicho), del 'caso Faisán' (el Ejecutivo quiere "conocer la verdad de quiénes fueron los responsables del chivatazo a ETA") e incluso de la investigación sobre los atentados del 11-M (Rajoy contribuirá a "que se conozca la verdad en todos los casos y se haga Justicia").

Han sido cuestiones que han surgido pese a los esfuerzos de Sáenz de Santamaría de situar la crisis económica como principal argumento. La ministra portavoz ha informado de que Rajoy ha recordado a todos los departamento que el objetivo de cumplimiento del control del déficit público es la principal prioridad esta legislatura "Ha sido un Consejo de Ministros en el que los titulares de cada departamento se han ido con un calendario de trabajo", ha dicho. En este sentido, durante el Consejo de Ministros del próximo 30 de diciembre  se aprobará un decreto ley de medidas urgentes que incluirá la actualización de las pensiones de acuerdo con el IPC previsto para el próximo año, si bien no ha concretado la cuantía.

Ese día también se dará el visto bueno a la reducción a cero de la tasa de reposición en el sector público, lo que supone que no habrá renovación de personal en este ámbito, salvo en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y en "determinados servicios esenciales", tal y como avanzó Rajoy durante el debate de investidura. Asimismo se aprobará el acuerdo de no disponibilidad presupuestaria, que permitirá gestionar el gasto en función de las necesidades de los Ministerios, a la espera de que antes del 31 de marzo se presenten los Presupuestos Generales del Estado para 2012.

Antes de los presupuestos generales, el Gobierno dará luz verde a un techo de gasto, que no se concretará hasta que se conozcan a lo largo de enero las previsiones de la Comisión Europea para 2012, que servirán al Gobierno español para elaborar el nuevo cuadro macroeconómico y a empezar, por tanto, a aplicar los recortes. Esas "medidas no tan gratas" que Rajoy pasó por alto durante la sesión de investidura.

Sáenz de Santamaría cree que los madrileños sabrán entender la salida de Ruiz-Gallardón del ayuntamiento

La segunda medida es el encargo a la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, de que presente una nueva reforma laboral El Gobierno se ha comprometido a mantener una comunicación "constante" durante las fechas navideñas con sindicatos y empresarios para pedirles una serie de acuerdos con la fecha tope del 7 de enero. El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, deberá abordar la reforma del sistema financiero, ha concretado Sáenz de Santamaría.

Durante su primera comparecencia, Soraya Sáenz de Santamaría ha recibido el encargo por parte de los periodistas de trasladar al presidente del Gobierno su inquietud ante la costumbre de convocar ruedas de prensa en la que no se admiten preguntas, petición que ha trasladado a la nueva secretario de Estado de Comunicación, Carmen Castro. Respecto a la salida de Alberto Ruiz-Gallardón de la alcaldía de Madrid pocos meses después de haber ganado las elecciones municipales, la vicepresidenta primera ha apelado a la comprensión de los madrileños ya que, opina, sabrán entender que el nuevo ministro de Justicia es "la persona adecuada" para ocupar este puesto en el Gobierno.

La portavoz del Ejecutivo ha tenido ocasión también para echar balones fuera. Por ejemplo cuando se le ha preguntado por proyectos no incluidos en su programa electoral, como la aprobación de una Ley de la Corona. Y, de igual forma, ha salido del paso como ha podido cuando se le ha recordado que el actual Gobierno está muy lejos de cumplir la paridad. Sáenz de Santamaría ha recalcado que Rajoy ha elegido a las personas más adecuadas para cada tarea, y "en el trabajo no hay distinción de género". "El número no es importante, me parece más importante el objetivo", ha abundado para rematar: "Gracias a dios, las mujeres estamos en todos los ámbitos", ha dicho Sáenz de Santamaría.

Como estaba previsto, ha sido sobre todo un Consejo de Ministros de nombramientos de altos cargos: se ha aprobado el de un tercio de los titulares de las 24 secretarías de Estado en las que se estructura el segundo nivel del gabinete, así como al nuevo jefe de gabinete del presidente y al responsable de la Oficina Económica.

Jorge Moragas ha sido nombrado director del gabinete, siguiendo con la función que ejercido en el PP. Álvaro María Nadal es el nuevo director de la Oficina Económica de la Presidencia del Gobierno en sustitución de Javier Vallés. Durante la anterior Legislatura, Nadal fue uno de los nombres destacados del equipo económico del PP que lideró Cristóbal Montoro desde la oposición, con el cargo de secretario de Economía del partido.

También acompañará a Luis de Guindos en el Ministerio de Economía y Competitividad Jaime García Legaz, secretario general de la Fundación FAES y economista del Estado como secretario de Comercio.

Además, en el Ministerio de Fomento se ha nombrado a Rafael Catalá Polo como secretario de Estado de Planificación e Infraestructuras.

Mariano Rajoy ha optado por nombrar como secretaria de Estado de Comunicación a Carmen Martínez Castro, actual directora de Comunicación del Partido Popular, cargo al que llegó desde la dirección de informativos de Onda Cero. Sustituye en el puesto al exdirector de 'Público' Félix Monteira.

José María Lassalle, nombrado secretario de Estado de Cultura

El Consejo de Ministros ha nombrado secretario de Estado de Cultura a José María Lassalle, que ha sido portavoz del grupo parlamentario popular en el Congreso durante la pasada legislatura.

Lassalle se ocupará de la Secretaría de Estado de Cultura dentro de la estructura del nuevo Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, dirigido por José Ignacio Wert, que tomó ayer posesión de su cargo.

El secretario de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa será Fernando Jiménez Latorre y Antonio Beteta ha dejado el Gobierno madrileño para hacerse cargo de secretario de Estado de Administraciones Públicas, dentro del Ministerio de Hacienda. 

José Luis Ayllón, muy cercano a la vicepresidenta del Gobierno, será nuevo responsable de relaciones con las Cortes.

El nuevo ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, ha nombrado este viernes como secretario de Estado para la Unión Europea al hasta ahora eurodiputado Iñigo Méndez de Vigo. Sucederá en el cargo a Diego López Garrido.

Por último,  Carmen Crespo es la nueva delegada del Gobierno en Andalucía tras llevar el puesto vacante diez días porque el anterior delegado había sido elegido senador.

El Gobierno nombrará "en breve" al sustituto de Cándido Conde-Pumpido al frente de la Fiscalía General del Estado. Será el "encargado de la defensa de la legalidad y de la protección de los derechos y libertades fundamentales de los españoles", ha asegurado Sáenz de Santamaría, para sustituir a Cándido Conde-Pumpido después de casi ocho años. El Ejecutivo también se va a poner a trabajar en la renovación de los órganos institucionales que, como el Tribunal Constitucional, está pendiente de nuevos nombramientos.

Más noticias de Política y Sociedad