Público
Público

Rajoy tampoco detallará sus reformas en el debate de investidura

El presidente del Gobierno electo dirá en líneas generales las reformas que llevará a cabo pero sin concretar

PÚBLICO.ES / EUROPA PRESS

Rajoy insistirá este lunes durante el debate de investidura en hacer un llamamiento a la responsabilidad y al esfuerzo de todos los españoles para afrontar la situación económica que atraviesa el país y ratificará su compromiso de cumplir con los objetivos de déficit.

El presidente del gobierno electo dirá en líneas generales las reformas que llevará a cabo, pero sin entrar en detalles. El líder del PP incluirá las grandes líneas y los objetivos que marcarán su plan de Gobierno para los próximos cuatro años, pero no se espera una referencia a una cifra más allá de los 5 millones de parados que arrastra España.

Hacer "lo que hay que hacer". Ese es el principal mensaje que Mariano Rajoy ofrecerá en el Congreso de los Diputados durante su intervención inicial en el debate de investidura. El futuro presidente del Gobierno trasladará a los ciudadanos la idea de que para salir de la crisis hay que afrontar determinados ajustes, aunque algunos de ellos impliquen tomar "medidas no gratas", como ya afirmó hace unos días.

De este modo, hará un llamamiento a la responsabilidad y al esfuerzo de todos los españoles para afrontar la difícil situación económica que atraviesa el país y ratificará su compromiso con la primera prioridad que, a su juicio, tiene España: cumplir con el objetivo de no sobrepasar el 4,4% de déficit marcado por la Unión Europea para 2012.

Un límite que exige reformas a corto y a medio plazo que, según fuentes del PP consultadas por Europa Press, presentará Rajoy este lunes para que España vuelva a la senda del crecimiento económico y la creación de empleo.

Rajoy no entrará en detalles sobre las medidas y reformas

Rajoy ha insistido en las últimas semanas en que no puede anunciar ninguna decisión hasta que no tenga el cuadro macroeconómico, con los datos definitivos del déficit de 2011, fundamental para cifrar los recortes, y una previsión real del crecimiento para 2012.

Lo que sí hará es definir las prioridades de sus reformas: el mercado laboral, el sistema financiero y la Administración; aunque sin entrar en el detalle de cada una de ellas.

Sí explicará que la reforma que, en su opinión, es más urgente es la de la legislación laboral. Por este motivo, ya ha empezado a mantener contactos con los agentes sociales, a los que ha emplazado a que le presenten un acuerdo una vez finalicen las fiestas de Navidad, después del día de Reyes.

Asimismo, Rajoy insistirá una vez más en su convicción de que, a pesar de contar con una amplia mayoría, la dificultad de la situación requiere de acuerdos con el resto de grupos parlamentarios y también hará un llamamiento al resto de Administraciones, a las que considera claves en el control del gasto público y la austeridad.

Por otra parte, según las mismas fuentes, también se espera que el dirigente conservador desvele cómo se organizará su Gobierno, tal y como explicó que haría el pasado 6 de diciembre durante la celebración por el día de la Constitución, aunque no se conocerá quién estará al frente de cada Departamento hasta el próximo miércoles, una vez jure o prometa su cargo ante el rey.

Hasta ahora Rajoy no ha querido dar pistas ni de la estructura de su Ejecutivo ni de los nombres que lo conformarán; no obstante, se sabe que está estudiando una reducción en el número de Ministerios en al menos dos y también se está barajando la posibilidad de separar en carteras diferentes Economía y Hacienda.

Por su parte, el presidente del Grupo Parlamentario Socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, centrará su intervención en el debate de investidura de Rajoy en intentar que éste concrete sus planes de gobierno y deje atrás las ambigüedades y "excusas" como que aún tiene que conocer la situación real de las cuentas públicas.

Rubalcaba pedirá a Rajoy que concrete sus planes de gobierno y deje atrás las ambigüedades

Rubalcaba le advertirá en tal caso de que ese pretexto "no se sostiene" porque el Gobierno de Zapatero ha hecho un traspaso de poderes "exquisito" y ha facilitado al PP todos los datos que ha pedido.

En segundo lugar, dejará claro que los socialistas harán una oposición distinta a la que han hecho los conservadores, ya que su oposición será "constructiva, leal y útil" para que ayude en la lucha contra la crisis y"rigurosa y firme" en la defensa del Estado del bienestar y de las libertades.

El representante socialista dedicará una buena parte de su discurso al papel que debe desempeñar la UE en la solución de la crisis, un capítulo en el que defenderá la emisión de eurobonos y la necesidad de que el ajuste económico sea más escalonado y con políticas de estímulo, según han explicado a Europa Press colaboradores de Rubalcaba.

Más noticias de Política y Sociedad