Público
Público

Rajoy se estrena en la UE contando sus planes a un enviado de Obama

El PP sostiene que el secretario del Tesoro de EEUU, Timothy Geithner, avala las políticas económicas del futuro presidente del Gobierno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El pasado mes de junio, Mariano Rajoy canceló su asistencia a una cumbre del Partido Popular Europeo (PPE) porque tenía un fuerte resfriado. A partir de ahora ya no podrá hacerlo. El presidente in péctore tendrá que acudir a todas las citas internacionales importantes. Este miércoles viajó hasta Marsella para estrenarse con sus socios ideológicos. Antes de estos encuentros, que tendrán lugar hoy, Rajoy estuvo hoy con el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner, de gira por Europa.

Fueron 35 minutos. El líder del PP estuvo acompañado por dos de sus colaboradores más estrechos, Jorge Moragas y Álvaro Nadal. También por el embajador español en Francia, Carlos Bastarreche. Del otro lado, Lael Brainard, subsecretaria de asuntos internacionales y el embajador estadounidense de España, Alan Solomont.

Tras el encuentro, fuentes conservadoras explicaron que Geithner le había felicitado por su victoria y le había trasladado también la enhorabuena de parte de Barack Obama. Este último no lo había hecho hasta ahora porque lo tradicional es esperar a la investidura en el cargo.

La Administración Obama no pierde de vista lo que está ocurriendo en Europa y presta especial atención a España. Geithner está realizando una ronda para conocer la opinión de varios líderes europeos. Rajoy le garantizó que cumplirá el déficit y que pondrá en marcha reformas estructurales. El alto cargo estadounidense se mostró de acuerdo con su análisis y las líneas de actuación económica que pretende poner en práctica.

Hasta la fecha, el futuro presidente del Gobierno no ha explicado en España las reformas y ajustes que tiene previsto realizar para salir de la crisis. Según el equipo de Rajoy, Geithner le deseó “todo el éxito del mundo” y le explicó la experiencia de la economía americana al abordar la reestructuración del sistema financiero.

El futuro presidente sabe que lo están observando con lupa. Pero no por ello, dicen los que le rodean, se precipitará en sus decisiones. Primero, conocer el estado de las cuentas. Después se darán a conocer las medidas. Esa es la hoja de ruta.

El secretario general del PPE, Antonio López-Istúriz, trató hoy de despejar el panorama. “Hay cierto margen. Rajoy no tiene ningún tipo de presión exterior. No me consta que la haya habido. Y creo que va a tener su tiempo”, sostuvo. A su juicio, ha entrado en Europa con buen pie porque ya ha anunciado una nueva reforma del mercado laboral y porque permitió que sus barones realizaran ajustes en plena campaña.

Istúriz también comentó que Rajoy tendrá que realizar las reformas que “se le exigieron a Zapatero y que no cumplió”. Cuando se le preguntó a cuáles se refería, no quiso entrar en detalles diciendo que no le correspondía a él hacerlo. Sólo reconoció al presidente en funciones el mérito de haber reformado la Constitución para el control del déficit.

“No están todas las reformas hechas y a Zapatero se lo estaban indicando constantemente en los Consejos Europeos. Nosotros lo tenemos que hacer. Ya estamos acostumbrados. Ya ocurrió en el 96. Pero no me cabe la más mínima duda de que Rajoy emprenderá esa senda de medidas”, comentó en rueda de prensa.

El PP sabe que tendrá que acometer duros ajustes. Su estrategia consistirá no sólo en denunciar “la mala herencia socialista”, sino en justificar las iniciativas que aplique apoyándose en que el Gobierno anterior no lo hizo.

“Nosotros vamos a cumplir, vamos a decirles que seremos un socio leal y predecible, algo que interesa mucho en Europa después de un tiempo en el que ha habido confusión”, criticó el cargo del PPE. También dijo que en este marco se trasladará la idea de que España debe estar en la toma de decisiones. Rajoy se opone a la Europa de dos velocidades, pero si finalmente esta llega desea que nuestro país juegue en “primera división”.

Istúriz aseguró además que España no iba a renunciar a la ayuda del Banco Central Europeo. “No dejaremos de discutir sobre la figura de los eurobonos o bonos de estabilidad. Algunos estamos empeñados en ello, aunque se tengan que pedir garantías”, comentó a pesar de que el eje francoalemán los rechaza.

Rajoy despierta bastante interés desde que hace dos semanas y media ganó las elecciones. Los dirigentes europeos quieren saber los pasos que va a dar.

Para lanzar un mensaje de confianza, Rajoy mantendrá hoy una intensa agenda de contactos. A primera hora, verá al presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso. Después, se encontrará con el primer ministro de Polonia, Donald Tusk. A continuación, celebrará una reunión bilateral con la canciller alemana, Angela Merkel, y, posteriormente, con el presidente francés, Nicolas Sarkozy.

A todos ellos les trasladará su intención de cumplir con los compromisos adquiridos y mostrará su disposición a que se reforme el tratado de la Unión lo antes posible. Rajoy tomará hoy además la palabra en el plenario, donde destacará asimismo la reaparición del ex primer ministro italiano, Silvio Berlusconi.

Más noticias en Política y Sociedad