Público
Público

Rajoy: "Mas no tiene agallas para afrontar la crisis"

Un grupo de manifestantes interrumpe el discurso del presidente en Tarragona al grito de '¡no es una crisis, es una estafa!'. Fuera del recinto un grupo de independentistas increpó a los asistentes al mitin del PP.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, acusó este sábado al candidato de CiU a la reelección, Artur Mas, de querer 'llevar a Catalunya a un viaje temerario que traerá parálisis, inestabilidad e incertidumbre, y a un limbo que nadie conoce'. El presidente del Gobierno español dijo del catalán: 'No tiene agallas para afrontar la crisis'

En un mitin ante unas 800 personas en un recinto situado en la fachada marítima de Tarragona —el segundo que protagoniza en la campaña catalana— Rajoy calificó al presidente catalán de gobernante 'a la fuga' y lo acusó de embarcar a Catalunya en un debate soberanista simplemente por no ser capaz de gestionar la situación.

Rajoy presentó a su partido, el PP, como la 'casa común de catalanes y españoles', y llamó a no hacer caso a quienes hablan de desafección entre Catalunya y España o a quienes 'se buscan enemigos exteriores'.

Media docena de manifestantes interrumpieron el mitin al grito de '¡no es una crisis, es una estafa!'.  Los manifestantes, que estaban entre el público, esperaron a que Rajoy pronunciara sus primeras palabras de Rajoy para interrumpirle. Fueron desalojados inmediatamente entre gritos de '¡fuera, fuera!' y abucheos.

Fuera del recinto, otro grupo de personas increpó con silbidos y gritos de '¡fuera, fuera!' y fascistas' a los asistentes al mitin, como ya ocurriera el viernes por la noche en Lleida.

En el mismo mitin también intervino Alicia Sánchez-Camacho. La  candidata del PPC a la Generalitat también lanzó duras acusaciones contra Mas: le acusó de 'hispanofobia, de 'antiespañol' y de 'ser un Moisés que llevará (a Catalunya) a una travesía de 40 años en el desierto'.

'Mas aparece en los carteles apelando la voluntad de un pueblo, como un Mesías, y no queremos un Mesías ni un Moisés que nos lleve 40 años en el desierto, que es lo que hizo Moisés', dijo la conservadora. 

'La deriva de CiU le ha lllevado a adoptar un discurso antiespañolista, a una hispanofobia y a ser antieuropeístas; y Catalunya necesita un gobierno serio, no uno que prometa la tierra prometida que nunca llegará'. 'En Cataluña queremos hablar, dialogar, mejorar un modelo de financiación, pero lo haremos sin trampas y con lealtad, hablando con el resto de comunidades y el Gobierno de España para alcanzar acuerdos', añadió Sánchez-Camacho.

'No es lo mismo cambiar lo que no funciona que cambiarlo todo; CiU ha perdido el sentido de la realidad y el sentido común', concluyó la líder del PP catalán.

Más noticias en Política y Sociedad