Público
Público
Únete a nosotros

Rajoy pide ahora el fin de las pensiones a los parlamentarios

El PP rechazó hace un mes revisar el complemento a senadores y diputados a propuesta de UPyD. Desde 1977 sólo 81 de estos cargos se han beneficiado de estas prestaciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En pleno debate sobre el futuro de las pensiones de los españoles y apenas unos días después de defender los salarios vitalicios de los ex presidentes aunque estén a sueldo de multinacionales, el líder del PP, Mariano Rajoy, se aferró a la minoría de parlamentarios que se benefician de ventajas tras su jubilación para plantear 'la revisión de las pensiones de diputados y senadores y la eliminación de cualquier cosa que pueda suponer un privilegio respecto al resto de los españoles'. En la actualidad, los parlamentarios que reúnen una serie de requisitos pueden percibir el total de la prestación si han ejercido más de 11 años.

Hasta la fecha, el PP no había visto pega alguna a este complemento. Es más, se había negado a recortarlo. Pero ahora, su mensaje es que van 'a cuidar el dinero del contribuyente, al que le cuesta mucho pagarlo porque le cuesta mucho ganarlo'. 'Vamos a dar ejemplo y ya', aseguró el jefe del principal partido de la oposición.

El líder del PP asegura que quiere acabar con 'cualquier privilegio'

Pero no estuvo solo. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, que realizó una visita exprés a la convención de Sevilla, se puso a su lado. 'No me parece bien que los mismos parlamentarios que aprueban la congelación de las pensiones se blinden para ellos la pensión máxima'.

Rajoy lanzó la iniciativa, pero no precisó detalles. De hecho, lo hizo a destiempo, en una entrega de premios a sus alcaldes, cuando sus colaboradores le habían recomendado que lo hiciera en una reunión con jóvenes de su partido. Fue su portavoz en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, quien tuvo que salir a aclararlo. Según explicó, la medida se plasmará la próxima semana en forma de proposición no de ley. El objetivo será equiparar las pensiones de diputados y senadores a las del resto de los ciudadanos.

El partido plasmará la iniciativa en una proposición no de ley

En cualquier caso, Rajoy no ha sido el primero que pone este debate sobre la mesa. El pasado 21 de diciembre las mesas de ambas Cámaras, en las que está presente el PP, rechazaron una propuesta en el mismo sentido. Había sido presentada por Rosa Díez, líder de UPyD. La iniciativa levantó ampollas en ambas mesas, cuyos integrantes no dudaron en tildarla de demagógica.

Pero la historia viene de lejos. El presidente del Congreso, José Bono, ya había remitido una carta en febrero de 2010 a los diputados en la que les explicaba que sus pensiones son 'un complemento' al que no tiene acceso 'quien no ha llegado a los 65 años y no está jubilado'. Y para poner un ejemplo de la escasa repercusión del tema, recordó que desde 1977 'ha habido 3.609 parlamentarios (diputados y senadores) de los que solamente 70 tienen reconocido un complemento de pensión con una aportación media de las Cortes de 1.066 euros mensuales'. A día de hoy, fuentes parlamentarias matizan la cifra y afirman que corresponde sólo a 81 personas.

El reglamento sobre el complemento de las pensiones a los parlamentarios data de 2006. Establece que aquellos que no lleguen a cobrar la pensión máxima tengan la opción de acercarse a este porcentaje. Así, los representantes públicos que hayan ejercido entre 7 y 9 años tienen derecho a un complemento que les lleva a cubrir el 80% de la pensión máxima. Los que han ejercido entre 9 y 11 años, al 90%. Y quienes han estado más de 11 años, reciben la totalidad.

Defiende una jubilación 'voluntaria, no coactiva'

Para ello es necesario además que se cumplan unos requisitos de los cuales ya hablaba Bono en su carta. El primero es tener 65 años y derecho a jubilación. También quienes se han jubilado de forma anticipada pero han cotizado 40 años y los que tengan invalidez permanente. Santamaría propone ahora mantener sólo los privilegios de los parlamentarios que no hayan alcanzado el mínimo que da derecho a pensión, informa Servimedia.

El PP pretende hacer bandera de este asunto aunque hace cinco años, cuando se instauró, no titubeó en apoyarlo. Sus integrantes en el Congreso y el Senado lo respaldaron por unanimidad. Hace unos días, el secretario de FAES, Jaime García-Legaz, se encargaba de dirigir los focos hacia esta cuestión indicando que los diputados deberían tener el mismo régimen que los demás ciudadanos.

Y aunque ahora los conservadores quieren erigirse en pontífices de la austeridad, el esfuerzo va por partes. Los que rodean a Rajoy aseguraban que, de momento, su jefe de filas sólo está hablando de controlar este aspecto. Pero no de replantear todas las ventajas de las que disfrutan los parlamentarios. Estos, a día de hoy, tienen derecho a un cupo de taxis, cuentan con descuentos en transporte, acceso a las autopistas y reciben bienes en especie, como ordenador y teléfono. Santamaría señaló también un día antes que el PP apostará por una rebaja del 10% de los gastos corrientes de la Administración General del Estado, además de la reducción del número de coches oficiales y la racionalización de los móviles.

La presidenta del PP de Catalunya, Alicia Sánchez-Camacho también habló de pensiones y aseguró que van a estar garantizadas por el próximo Gobierno de Rajoy. Destacó que los ciudadanos 'nunca' van a olvidar que el primero que las congeló fue Zapatero. Y, sobre la jubilación a los 67 años, afirmó que con el PP 'no va a ser coactiva sino voluntaria'. 'Unos creen en los pensionistas penalizándolos y nosotros premiándolos', proclamó mientras explicaba la apuesta de su partido por los incentivos.

Más noticias en Política y Sociedad