Público
Público

Rajoy sigue los pasos de Aznar y usa a ETA en campaña

Convierte en mitin su paso por el encuentro de víctimas

ÓSCAR LÓPEZ-FONSECA

José María Aznar acudió el martes como víctima. Rajoy lo hizo ayer como candidato del PP a la Presidencia del Gobierno. Distintos papeles, pero idéntico mensaje. El líder conservador lanzó durante su discurso en la jornada final del IV Congreso de Víctimas del Terrorismo las mismas acusaciones contra José Luis Rodríguez Zapatero que el día anterior había hecho el ex presidente.

Rajoy acusó a su rival de mentir durante el proceso de paz, de haber “jugado con la ley” mientras duró el diálogo con ETA y de tomar “decisiones lamentables” en política antiterrorista. Y lo hizo ante un auditorio que, como con Aznar, respondía con aplausos cada envite al Ejecutivo socialista. De este modo, la ponencia se convirtió en un discurso de precampaña en el que el líder del PP desgranó sus “compromisos” en política antiterrorista, calco de las iniciativas fallidas que su partido en los últimos cuatro años.

Así, llamó a los socialistas a “recomponer” el pacto antiterrorista tras el 9-M. A descartar, de modo definitivo, la negociación con ETA con una declaración institucional. A legislar para que los delitos de terrorismo no prescriban. A sacar de los ayuntamientos y del Parlamento vasco a los representantes de ANV y el PCTV. A aprobar una Ley de Víctimas... Todo con un objetivo: dejar atrás un “triste y duro” cuatrienio que, en su opinión, ha dado “oxígeno” a los terroristas.

Alcaraz y otros

En las primeras filas, le escuchaban el ex ministro José María Michavila; el que fuera director general de la Policía, Juan Cotino; la hermana de Miguel Ángel Blanco, Mari Mar –quien el día anterior había mostrado sus deseos de ir en las listas del PP– y, cómo no, el presidente de la AVT, Francisco José Alcaraz. Al salir, varias mujeres le gritaron “¡presidente!” La ponencia-mitin había terminado.

Más noticias de Política y Sociedad