Público
Público

Rascón, el único diputado que hace público su patrimonio

El parlamentario del PSOE por Córdoba cuelga en una web sus bienes desde que fue elegido en 2004

MIGUEL ÁNGEL MARFULL

Cada mes de enero desde que Juan Luis Rascón (Begijar, Jaén, 1961) fue elegido diputado por Córdoba, este parlamentario socialista refresca en Internet los datos de su declaración de bienes. Así, basta entrar en su web para averiguar cuánto gana 6.113 euros al mes con detalle y decimales.

Sus ingresos, patrimonio una casa familiar, otra en la playa y un local arrendado y hasta el precio, modelo y antigüedad de sus coches tiene tres figuran reflejados junto a los ingresos de su mujer y los depósitos bancarios de ambos en un gesto pionero que no se aplica ninguno de los otros 349 diputados del Congreso.

"Si somos honestos, ¿qué problema hay en publicar nuestro patrimonio?", dice

"No es algo episódico, forma parte de una manera de hacer política, no es un gesto aislado para llamar la atención", defiende Rascón. En cualquier caso, es el único diputado que se ha atrevido a hacerlo, aunque espera que "poco a poco se vaya avanzando" en transparencia, que le gustaría que se extendiera no sólo a los legisladores, sino a otros servidores públicos, como los jueces. Habla con conocimiento de causa, porque este parlamentario andaluz es miembro de la carrera judicial en excedencia desde 1987.

"Cualquiera que conozca un poco a la gente sabe que los ciudadanos te lo piden a gritos", explica Rascón antes de adelantar argumentos: "Si hay sospecha ¿Por qué no contribuir a que se levante? Si somos fiel reflejo de la sociedad y gente honesta, ¿qué problema hay en publicar nuestro patrimonio en la Red?"

Alguno debe haber para que no cunda el ejemplo. Diputados y senadores están obligados a entregar al Parlamento una declaración jurada de bienes y otra de actividades. La segunda es pública, aunque su acceso es imposible para los ciudadanos, pero la primera es absolutamente opaca, sólo la Cámara la conoce.

Rascón espera que "poco a poco" políticos y jueces sigan su ejemplo 

Internet ha permitido al diputado Rascón romper esta oscuridad en un gesto que le ha valido la enhorabuena de muchos ciudadanos y de algunos políticos "con la boca chica".

Hacer transparente su patrimonio no es lo único que acredita a Rascón como un pionero. Este diputado abre desde hace tres años y medio un chat todos los martes por la tarde para debatir "con quien quiera y sin filtro" en una web en la que asume más obligaciones, como si firmara un contrato con los ciudadanos.

En su página facilita teléfonos, horarios, y el compromiso de devolver cualquier llamada en 48 horas si no responde al momento. Rascón se compromete así a atender de forma directa y personalizada a sus electores una veintena al mes imponiéndose un plazo de 14 días como máximo para contestar a sus demandas. "Es simplemente un deber", se justificaba ayer en su chat, agradeciendo la felicitación de cuatro interlocutores ocultos tras un sobrenombre.

Más noticias de Política y Sociedad