Público
Público

El recorrido del Estatut: un camino lleno de obstáculos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

5 de octubre de 2005
La ley llega a las Cortes

El texto entró en el Congreso el 5 de octubre de 2005 y culminaría su tramitación en las Cortes el 10 de mayo de 2006. El Constitucional entró en contacto con el Estatut en noviembre de 2005 cuando el PP recurrió que se tramitara como una reforma estatutaria y no como una modificación de la Constitución. Al mismo tiempo, el partido de Rajoy disparó por primera vez en lo que luego degeneraría en una guerra de recusaciones. El PP pidió apartar al magistrado Pablo Pérez Tremps -progresista-, por participar en un estudio sobre los efectos de una posible reforma del Estatut. El PP trataba de asegurarse una mayoría afín entre los 12 miembros del TC -seis conservadores y seis progresistas-.

18 de junio de 2006
Catalunya dice sí

Casi tres de cada cuatro catalanes -el 73,9%- respaldaron el Estatut en el referéndum celebrado el 18 de junio de 2006. La consulta cerraba la primera fase de una reforma que arrancó en septiembre de 2005 con la aprobación del texto por el Parlamento de Catalunya.

31 de julio de 2006
El PP recurre el texto ante el TC

El Constitucional rechazó la primera recusación de los conservadores contra Pérez Tremps en enero de 2006. Dos meses después, desestimó el recurso presentado por el PP por la tramitación del Estatuto de Catalunya.El 31 de julio de 2006, el PP recurrió el Estatut ante el TC para impedir que 'el daño se convierta en irreparable'. En 400 folios, el primer partido de la oposición pedía un fallo ejemplarizante para 'no permitir excesos en las restantes revisiones de estatutos ahora en marcha'. Al mismo tiempo que recurría el Estatut, el PP volvía a pedir la recusación de Pérez Tremps.

11 de octubre de 2006
Estalla la guerra

En octubre de 2006, la Generalitat contraatacó buscando restablecer el equilibrio recusando al magistrado Roberto García-Calvo. Su voto particular cuando el Constitucional falló contra el primer recurso del PP por la tramitación del Estatut alarmó al Ejecutivo catalán. García-Calvo tachó de 'anómala maniobra' el texto y lo censuró como un 'grave atentado a la Carta Magna'.

3 de noviembre de 2006
El PP recusa también a Casas

La guerra de las recusaciones sólo acababa de empezar. En noviembre, el TC rechazó el intento del PP de recusar a su presidenta, María Emilia Casas. La excusa era que su marido, también jurista, había elaborado un informe sobre el estatuto por encargo de la Generalitat.

5 de febrero de 2007
Pérez Tremps es apartado

En febrero de 2007, la batalla dentro del Tribunal se inclinó a favor de los conservadores cuando el Constitucional aceptó aparcar a Pérez Tremps del fallo sobre el Estatut al admitir la segunda recusación planteada por el PP. Previamente había rechazado la del Gobierno catalán contra García-Calvo. La Generalitat replicó entonces recusando a otro magistrado conservador, Jorge Rodríguez-Zapata, por los mismos motivos que habían jugado en contra de Pérez Tremps: elaborar un informe por encargo de una fundación que podría haber servido de base para redactar el Estatuto. No consiguió su objetivo. El Tribunal presidido por Casas desestimó la petición, definitivamente, en abril de ese mismo año. Sin Pérez Tremps, el bloque progresista estaba en minoría. Un tercer actor entraría entonces en liza.

19 de octubre de 2007
El Gobierno pide dos recusaciones

El 19 de octubre de 2007, el Gobierno recusó a dos magistrados del Constitucional, los conservadores García-Calvo y Rodríguez-Zapata, por supuesta falta de imparcialidad ante el recurso de inconstitucionalidad planteado por el PP contra la reforma de la ley reguladora del Tribunal, aprobada por el Ejecutivo. Esta prorrogaba el mandato de Casas, cuyo voto de calidad como presidenta vale por dos; un peso de oro en caso de empate cuando el Estatut se encuentra diseccionado sobre la mesa del Tribunal. Ambos acababan de firmar una carta solicitando la dimisión de Casas. El TC admitió la demanda del Ejecutivo.

26 de octubre de 2007
Rajoy responde con tres

El PP recusó una semana más tarde a tres magistrados progresistas, Pérez Tremps, Manuel Aragón y Pascual Sala. Esta vez, el TC ni siquiera admitió a trámite sus argumentos y acusó a los conservadores de no mostrar 'el respeto que institucionalmente' merece el Tribunal y de hacer un 'uso indebido' en respuesta a la recusación del Gobierno. El PP basaba sus recusaciones en un recorte de prensa, extraído del diario ‘El Mundo', según el cual los magistrados se habían declarado a favor de la reforma en una reunión convocada por Casas cuatro meses antes, en junio.

17 de diciembre 2007
Cuatro miembros sin renovar

En diciembre de 2007, cuatro de los 12 magistrados del Constitucional entraron en funciones, al concluir su periodo de mandato, entre ellos su presidenta y tres miembros del sector conservador. El PP bloquea desde entonces su renovación para evitar el riesgo de que se rompa el equilibrio entre familias ideológicas en el seno del tribunal.

19 de mayo de 2008
Muere Roberto García-Calvo

La muerte del conservador García-Calvo devolvió el empate al TC entre la línea progresista y la conservadora. Hasta hoy. El concurso del PP y el PSOE es indispensable para su renovación. La negociación está congelada hasta que se conozca el fallo sobre el Estatut.

18 de septiembre 2008
El TC culpa al PP del retraso en el fallo

El 15 septiembre de 2008, el portavoz de Justicia del PP, Federico Trillo, cargó contra la presidenta del TC, María Emilia Casas, a quien responsabilizó del 'alarmante retraso' en el fallo del Estatut. Tres días después, en una dura nota, el Constitucional recordó al PP 'los numerosos recursos a los que ha tenido que hacer frente' —el PP ha congestionado el TC presentando más de 30 desde 2004 sin ganar ninguno aún—. El TC explicó también que las recusaciones paralizan 'por ley' el proceso de debate del Estatut.

Más noticias en Política y Sociedad