Público
Público

El rey deja plantado a Dívar para dar el pésame a la familia real saudí

No podrá presidir el bicentenario del Tribunal Supremo. En 2011, cuando falleció el anterior príncipe heredero saudí, fue Felipe quien viajó a Riad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El rey viajará mañana a Yeda, acompañado por el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, para expresar las condolencias a la Familia Real Saudí por el fallecimiento del príncipe heredero, lo que le impedirá presidir el bicentenario del Tribunal Supremo, acto al que asistirá don Felipe.

Fuentes de la Casa del Rey han explicado que la asistencia del príncipe de Asturias a la conmemoración del bicentenario del Supremo que se celebrará mañana a mediodía en Madrid -acto en el que participará el presidente del alto tribunal y el CPGJ, Carlos Dívar- permite mantener sin cambios el resto de la agenda oficial de don Felipe, quien viajará por la tarde a Marruecos.

Tal como estaba previsto, el príncipe presidirá el martes en Casablanca el VII Foro de Inversiones y Cooperación Empresarial entre España y Marruecos, organizado por el Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX), al que asistirá el ministro de Industria, José Manuel Soria, y ese mismo día viajará junto a doña Letizia a Nueva York para comenzar el miércoles una visita a EEUU de cuatro días.

Ante el fallecimiento del heredero saudí, Nayef bin Abdelaziz, Juan Carlos envió ayer un telegrama de condolencia al rey Abdalá y otro, firmado por él y doña Sofía, dirigido al hijo del príncipe fallecido, quien también ha recibido un tercer mensaje de pésame remitido por los príncipes de Asturias.

En octubre de 2011, cuando falleció el anterior príncipe heredero saudí, Sultan bin Abdulaziz, fue don Felipe quien viajó a Riad para presentar sus condolencias, en nombre de España y de la Familia Real española, al rey Abdalá y a la Familia Real saudí.

La Familia Real española mantiene una estrecha y tradicional amistad con la Casa Real saudí, con frecuentes contactos, el último de los cuales tuvo lugar hace una semana, con ocasión de la visita oficial que el príncipe Salman bin Abdelaziz, ministro de Defensa y segundo en la línea de sucesión al trono del rey Abdalá, realizó a España.