Público
Público

Rita Barberá apela al 14-M en la jornada de reflexión

La alcaldesa califica al PSOE de antidemocrático tras inaugurar una ruta aérea.

SERGI TARÍN

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, es conocida por su propensión a las primeras piedras, las cintas elásticas y el descubrimiento de placas. Tanto es así que ni la jornada de reflexión pudo aplacar esta inercia y acudió el sábado a primera hora al aeropuerto de Manises para inaugurar la ruta Valencia-Nueva York que, durante cuatro veces a la semana, cubrirá la compañía Delta Airlines.

Tras ser preguntada por las críticas de la oposición a un acto de estas características en la jornada previa a las elecciones europeas, el día de reflexión, Barberá se lanzó en tromba contra el PSOE: "No tienen convicciones democráticas y son unos fantasmas. Deberían recordar la jornada de reflexión de las elecciones generales de 2004, que son una vergüenza histórica y democrática del PSOE". Con estas palabras la alcaldesa de Valencia evocó las manifestaciones frente a las sedes del Partido Popular la noche del 13 de marzo para protestar contra el intento de ocultar que el atentado del 11-M en Madrid fue cometido por Al Qaeda.

La respuesta desde el PSPV-PSOE fue inmediata. El delegado del Gobierno, Ricardo Peralta, destacó "la obsesión de la alcaldesa por seguir afirmando que el resultado de aquellas elecciones no se debió a las mentiras del PP, sino a supuestas conjuras que ellos se inventan y que el propio Tribunal Supermo ha desautorizado".

Mientras, Aena (empresa pública adscrita al ministerio de Fomento) decidió permitir la inauguración de la línea aérea tras entender que la Junta Electoral Provincial daba su visto bueno este jueves

Sin embargo, los socialistas valencianos realizaron otra lectura de la resolución de la Junta, donde advertía por escrito que el acto debía carecer de "connotaciones electoralistas". El PSPV-PSOE piensa que se estas palabras suponen una prohibición de facto y no descartan presentar un recurso ante la misma Junta Electoral.

Por su parte, Turespaña, que participa en la puesta en marcha de la línea, lamentó en un comunicado el "vergonzoso uso partidista" del acto.

 

Más noticias de Política y Sociedad