Público
Público

Rufi Etxeberria vuelve a liderar la izquierda abertzale

El histórico dirigente, en sintonía con Arnaldo Otegi, ha jugado un destacado papel en el debate interno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El cerco policial y judicial contra la izquierda abertzale y el encarcelamiento de sus más destacados miembros desde los noventa le ha obligado, periódicamente, a reorganizarse y catapultar a la primera línea pública a sucesivos portavoces. Ahora ese papel se lo reparten un dirigente histórico, Rufi Etxeberria, y otros miembros situados habitualmente en un segundo plano, como Txelui Moreno y Santi Kiroga.

Los relevos se vienen sucediendo de forma sistemática desde 1997, cuando el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ordenó la detención de 23 miembros de la Mesa Nacional de HB. Entre los arrestados, figuraba el propio Rufi Etxeberria, que dejó entonces en manos de Arnaldo Otegi la interlocución de la izquierda abertzale con el PNV justo cuando se comenzaba a fraguar el Pacto de Lizarra.

Una década después, la situación se repite, pero al revés. Rufi Etxeberria salió de prisión el pasado 7 de septiembre -después de casi dos años encarcelado desde la operación contra la cúpula de la ilegalizada Batasuna en Segura- y en apenas un mes se convirtió prácticamente en el principal referente por el encarcelamiento de Arnaldo Otegi y Rafa Díez Usabiaga, junto a otros dirigentes, en San Sebastián. Etxeberria también fue detenido, pero finalmente quedó libre.

Etxeberria fue quien aclaró que un proceso sin violencia también excluye la de ETA

Su figura vuelve a ganar presencia en un momento, además, en que el futuro de Otegi parece por ahora hipotecado por la última condena de la Audiencia Nacional -dos años de cárcel y 16 de inhabilitación- por su participación en un homenaje al preso Jose Mari Sagardui.

Su abogada, Jone Goirizelaia, piensa en recurrir, si fuera necesario, hasta el Tribunal de Estrasburgo y ante las Naciones Unidas (ONU). Pero el tiempo corre en contra de Otegi, que tiene abiertos tres procesos más: el de Bateragune, el sumario de Batasuna, y un tercero, curiosamente, por el mitin de Anoeta en 2004, cuando anunció la propuesta que dio lugar al último proceso de paz.

Etxeberria, que mantiene con Otegi plena sintonía sobre el camino que debe seguir la izquierda abertzale, ha tenido un papel fundamental en el debate interno hasta concluir con una apuesta por la apertura de un proceso democrático 'sin violencia ni injerencias'.

El propio Etxeberria se encargó a los pocos días de hacerse públicas las conclusiones, sin alusiones a ETA, de citar por primera vez a la organización armada en una entrevista en el diario Berria. '[El proceso] debe desarrollarse sin violencia, por lo tanto se plantea sin actividad armada de ETA, claro', dijo Etxeberria.

Otegi manda una carta al Sinn Féin para transmitir su apuesta por la vía política

Su labor estos meses tampoco ha pasado desapercibida para uno de los principales apoyos de la izquierda abertzale en el exterior, el Sinn Féin. Su presidente, Gerry Adams, publicó un artículo la pasada semana en el diario The Guardian, en el que destacaba el papel jugado por Etxeberria estos últimos meses. Consideraba además 'preciso' que el Gobierno de Zapatero respondiera 'de manera positiva' ante el paso dado por la izquierda abertzale, y pedía la implicación de la comunidad internacional en un nuevo proceso de paz en Euskadi.
El último contacto entre ambas formaciones tuvo lugar ayer. Durante la Asamblea Nacional del Sinn Féin se leyó una carta enviada por Otegi desde prisión en la que transmitía el 'total compromiso' de la izquierda abertzale 'para superar el conflicto en un proceso democrático con medios exclusivamente políticos' .

Este es el último movimiento de la izquierda abertzale para impulsar dicho proceso. Etxeberria también cumple ese papel sin prodigarse en actos públicos. Sólo se manifiesta en momentos clave. En la dinámica diaria, son otros dirigentes, como Santi Kiroga o Txelui Moreno, quienes asumen esa función. El papel de ambos antes se centraba más en Navarra.

Más noticias en Política y Sociedad