Público
Público

Rubalcaba asegura que los arrestos de los dos etarras "cumplieron con la legislación antiterrorista"

Las lesiones de los presuntos etarras Igor Portu Jaurarena y Martín Sarasola se deben a que la Guardia Civil tuvo que emplear la fuerza durante la detención, según el ministro del Interior

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En un día festivo en Madrid, el titular de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, se ha visto obligado a salir al paso del ingreso ayer en la UCI de Igor Portu Juanena. En una rueda de prensa convocada en el Ministerio, Rubalcaba ha explicado que las lesiones que presentaban los presuntos etarras se deben a que, para reducirlos, fue necesario 'emplear la fuerza'. A pesar de ello, el ministro aseguró que en todo momento 'se cumplió escrupulosamente la legalidad'.

Así, cuando en un primer momento los agentes del Grupo de Acción Rural de la Guardia Civil solicitaron la documentación a ambos detenidos, éstos la entregaron sin oponer resistencia. Fue después, cuando los agentes trataron de registrar las mochilas donde se escondían dos revólveres del arsenal robado en Francia, cuando los terroristas se dieron a la fuga.

Cuatro agentes les persiguieron y se abalanzaron sobre ellos para evitar la huida. Una vez en el suelo, terroristas y agentes forcejaron hasta que los primeros fueron reducidos. Según el ministro, fue durante la persecución y la posterior detención cuando se produjeron las lesiones.

Rubalcaba hizo suya la versión proporcionada por la Guardia Civil. Ésta, sin embargo, ha incorporado más detalles en las últimas horas. Hasta ayer, la versión oficial excluía la persecución y el forcejeo como causa de las lesiones.

Revisión médica

Tras las detenciones y en presencia de una comisión judicial y de los propios detenidos, se procedió a tres registros. Según el ministro, durante todo ese tiempo ninguno de los dos supuestos etarras profirió queja alguna. Más tarde, a causa de las circunstancias de la detención y para ser trasladados a Madrid con todas las garantías, se procedió a la revisión médica de los detenidos. Ambos habían entrado por su propio pie y sin signos de desorientación al hospital, matizó el ministro Rubalcaba. Los sanitarios decidieron ingresar a Igor Portu Juanena. Su compañero, Martín Sarasola, fue trasladado a Madrid. Ambos permanecen incomunicados.

La operación continúa

Los presuntos etarras, aunque no estaban fichados, no son inexpertos. Aunque no especifica cuáles, Interior baraja que hayan participado en más acciones terroristas y cree que pertenecían a un comando integrado por más miembros. La Guardia Civil mantiene el operativo y no descarta que se produzcan más detenciones relacionadas. Además, en los registros fueron incautados dos ordenadores y abundante material informático que ahora investiga la Guardia Civil.

Más noticias en Política y Sociedad