Público
Público

Ruiz-Mateos: "Para mí no hay más leyes que las del corazón"

El fundador de Nueva Rumasa ha asegurado que no se ha presentado ante la jueza porque "no sirve para nada" y declara que está dispuesto a empezar una huelga de hambre

PÚBLICO/ EUROPA PRESS

El fundador de Nueva Rumasa, José María Ruiz-Mateos, ha afirmado este viernes que está dispuesto a iniciar una huelga de hambre para demostrar que su única intención es devolver todo el dinero que adeuda a sus acreedores, y ha asegurado que no dispone de "dinero fuera" del país con el que hacer frente a estos pagos.

En declaraciones a los medios a las puertas de su domicilio en Pozuelo de Alarcón (Madrid), Ruiz-Mateos ha negado estar riéndose de la Justicia como muchos le critican, y ha defendido que una persona que ha dado trabajo a miles de personas no puede ser "frívolo". "Nadie me hace caso, y a los que hacen huelga de hambre sí. Si hay que morir se muere, lo único que me interesa es Dios y cumplir con mis obligaciones", ha concluido.

Ruiz-Mateos ha hecho referencias constantes al Opus Dei y a su "amor por Dios y por San José María Escrivá". "Que Dios me castigue si yo tengo dinero que no se conoce", ha declarado el empresario. Al ser preguntado por el proceso judicial que mantiene abierto ha dicho que no cree en las leyes y que para él "no hay más leyes que las del corazón". "Tengo un libro que lo explica todo y lo he tenido guardado durante diez años por respeto a San José María Escribano", ha declarado.

"Yo de perfecto no tengo nada, pero lo esencial lo tengo, que es Dios y el amor a la Virgen", ha dicho sobre él y ha asegurado que lo que quiere es "que se haga justicia". El empresario subraya que le da igual "lo que decidan los políticos, sólo me mueve el amor a Dios, sólo me interesa el amor a Dios".

En declaraciones a Telecinco ha dicho que no ha declarado ante la jueza porque "no sirve para nada".

Una de sus hijas ha asegurado que su padre "no se encontraba bien" y que lo "importante" es que la juez determine que declare "por aquí". "Si ella está interesada en que declare, que ella ponga los medios", ha añadido.  

El empresario, de 81 años, hizo estas declaraciones después de eludir por tercera vez declarar ante la juez de Palma de Mallorca que le investiga por una presunta estafa de 13,9 millones en la compraventa de un hotel.

Ruiz-Mateos fue detenido el miércoles durante más de trece horas por orden de la magistrada para garantizar su comparecencia al día siguiente en los juzgados de Baleares.

No obstante, tras ser liberado de madrugada por "razones humanitarias", no viajó a Palma por el "deterioro" de su salud tras su estancia en las dependencias policiales. En una anterior citación alegó la rotura de un dedo del pie para evitar declarar.

Más noticias de Política y Sociedad