Público
Público

Un sector del Gobierno ya ve candidato a Rubalcaba

Prevé que el relevo se producirá en un congreso en octubre próximo

MARCO SCHWARTZ

Un sector del Gobierno trabaja ya en el escenario de que el candidato del PSOE a la Moncloa en las elecciones de 2012 no será José Luis Rodríguez Zapatero, sino el ahora vicepresidente primero y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba. Un miembro del Ejecutivo próximo a Rubalcaba sostiene que el objetivo deseado es que se produzca un relevo tranquilo para que el PSOE pueda ganar los comicios o, en el peor de los casos, minimizar el alcance de la derrota.

De acuerdo con el calendario de la citada fuente, Zapatero anunciaría su renuncia a presentarse para un tercer mandato pasado el verano, tras lo cual sería convocado un congreso, en octubre, en el que se proclamaría la candidatura de Rubalcaba.

Un ministro cree que una alternativa a Rubalcaba está abocada al fracaso

El miembro del Ejecutivo resta importancia a la oposición interna que pueda suscitar dicha operación en el partido, en concreto en los círculos de Nueva Vía, la plataforma que aupó a Zapatero a la Secretaría General del partido en el año 2000. A su juicio, un movimiento contrario a Rubalcaba tendría poco recorrido, de modo que no se plantea la posibilidad de que se llegue a unas elecciones primarias, como las que llevaron a Zapatero a la jefatura del partido.

Respecto a la posibilidad de que pueda surgir alguna candidatura alternativa, citó expresamente el nombre de la hoy ministra de Defensa, Carme Chacón, para a continuación decir que puede ser una buena opción para el futuro, pero no en unas circunstancias en que el candidato que se presente se enfrentará a una situación excepcionalmente dura.

Según la fuente gubernamental, Zapatero está decidido a llevar adelante todas las reformas a las que se ha comprometido, consciente de que ello minará crecientemente su popularidad en un amplio sector de votantes del partido. La única posibilidad de que el presidente decida presentarse para un tercer mandato sería que se produjese una recuperación drástica de la economía, pero ese escenario se da prácticamente por descartado, ya que la decisión sobre la sucesión habría que tomarla a más tardar el otoño y para esas fechas resulta improbable que se vean ya frutos consistentes de las reformas.

Blanco señaló el martes que el vicepresidente es sólo «una opción»

El mensaje de que Rubalcaba será el candidato a la Moncloa se viene difundiendo con insistencia en los últimos días desde círculos cercanos al vicepresidente primero, y se ha visto reforzado con encuestas de la cadena Ser y el diario El País que pronostican incluso la victoria electoral del PSOE si el político cántabro se presenta como cabeza de lista.

Tanto en los órganos de dirección del PSOE como en la militancia de base comienzan a escucharse voces que confían en que el proceso de sucesión, si se produce, se desarrolle mediante los procedimientos democráticos que Zapatero defendió en su día cuando asumió el timón del partido. Quienes expresan estos puntos de vista lo hacen mayoritariamente en privado, para evitar abrir un debate público sobre unos hechos que aún no tienen carácter oficial.

Las declaraciones del martes pasado del ministro de Fomento y vicesecretario general del PSOE, José Blanco, en las que señaló a Rubalcaba sólo como "una opción", han sido interpretadas en sectores socialistas como un intento de subrayar el peso del partido en el hipotético caso de que se concrete el relevo de Zapatero.

Más noticias de Política y Sociedad