Público
Público
Únete a nosotros

El 'sheriff' Ginés niega ante la juez que liderara una mafia en Coslada

La Policía dispone de vídeos y grabaciones con todas las actuaciones de la banda ‘El Bloque’ Coslada 'connection'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La cara de preocupación de los abogados defensores de los policías locales detenidos en Coslada (Madrid) representaba ayer la minuciosidad de la investigación judicial llevada  a cabo en los últimos meses. El presunto capo de la mafia policial, el oficial jefe Ginés Jiménez, y sus colaboradores negaron las acusaciones ante la jueza de guardia del juzgado de la localidad, que los interrogó uno por uno durante hora y media. Fueron acusados de seis delitos diferentes, entre ellos el de haber creado una banda ilegal. Como pruebas hay vídeos, grabaciones de voz, testigos protegidos y material incautado en los registros de sus casas.

Al cierre de esta edición, algunos de los 13 policías retenidos en los juzgados  desde las siete de la mañana todavía estaban prestando declaración. Los imputados tuvieron que responder ante las pruebas que les implican en seis delitos: asociación ilícita, amenazas, lesiones, violaciones contra el patrimonio,  infracciones contra la libertad sexual y contra la administración pública.  

El abogado del supuesto jefe de la banda que extorsionó a muchos de los bares y clubes de alterne del pueblo, José Andrés Díaz, se mostró ayer sorprendido ante las preguntas que la jueza hizo a su cliente. La magistrada interrogó a Ginés sobre las conexiones que guardaba con los responsables políticos. El ex jefe policial se declaró inocente. A Ginés se le imputó además un delito de propiedad ilegal de armas.  Díaz acusó a los medios de intentar convertir el caso en un “Marbella II”.

“Una asociación ilícita puede ser un grupo de amigos reunidos para hacer un plan”, declaró Alberto Fernández Palacios, abogado de uno de los máximos colaboradores de Ginés Jiménez. La declaración de su defendido tuvo dos apartados. “Las primeras preguntas iban sobre su relación con Ginés y las órdenes que recibían de él. Y las siguientes sobre la banda El Bloque”.

La investigación judicial recabó pruebas sobre el grupo de jóvenes policías que mantuvo amenazados a los hosteleros cosladeños. El letrado Fernández asegura, en cambio, que eran “un simple grupo de amigos que quedaban para ir al gimnasio”. Los delitos atribuidos a los miembros de El Bloque coinciden con las denuncias verbales de los vecinos surgidas a raíz de las 26 detenciones de policías locales del pasado jueves. Una de las propietarias de un club de alterne de la localidad relató el pasado viernes cómo los policías locales acudían con reiteración a su local para exigirle todo tipo de documentos como medida de presión y chantaje.

Las prostitutas de ese local aseguraron que la denuncia que detonó la investigación judicial, hace tres meses, provenía de meretrices rumanas de un club vecino, el Club Social Oasis. Hartas de ser agredidas sexualmente por la banda de El Bloque y de la impunidad con la que actuaban, habrían denunciado los hechos.

La investigación que incluye testigos protegidos (probablemente prostitutas) ha sido llevada por el juzgado de Instrucción número 21 de Plaza de Castilla, en Madrid. El juez Eduardo Cruz Torres, se hará cargo hoy del auto procesal. 

Según pasaron las horas del domingo en Coslada, muchos de los jóvenes de la localidad madrileña de 83.200 habitantes, fueron considerando que el mejor plan para pasar el día estaba en los juzgados. Reunidos en la puerta custodiada por dos furgonetas de policías antidisturbios los vecinos trataron de insultar a todo sospechoso de ser familiar de alguno de los policías detenidos. “¡Esa ropa que llevas es robada!”, gritó uno de los congregados apoyado por un nutrido grupo de amigos. Algunos de los familiares de los detenidos se apartaron del juzgado para evitar ser agredidos.  Los vecinos esperaron sin éxito a que Ginés Jiménez saliera del juzgado. “¿Crees que no hay mejor plan para el domingo?”, preguntó una de las jóvenes a su pareja. “Espera churri, que cuando salga el ladrón se va a cagar”, le contestó. Los  muros de los edificios de los alrededores del juzgado, situado junto a una de las discotecas donde actuaba la banda El Bloque, permanecían ayer con pintadas contra el presunto jefe de la mafia policial. Una decía: “Ginés jódete”,  Otra remataba: “Políticos y policías = cucarachas”. 

 

Más noticias en Política y Sociedad