Público
Público

Sirera se resiste a tirar la toalla pese al frente común contra él

Lo tiene cada día más difícil para repetir de presidente del PP catalán, que celebra su congreso la semana que viene

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Daniel Sirera lo tiene cada día más difícil para repetir de presidente del PP catalán, que celebra su congreso la semana que viene. Sirera tenía el apoyo de Mariano Rajoy -que le aupó al cargo después de la dimisión de Piqué- pero Génova le está dejando sólo. El viernes perdió aún más enteros después de que sus dos rivales, Alberto Fernández Díaz y Montserrat Nebrera, anunciaran un frente común contra él. Pese a todo, Sirera se apresuró a declarar que no tira la toalla y que su objetivo es mantenerse como presidente del partido, quiera o no Madrid.

Génova ha ofrecido a Sirera salidas airosas, como integrarlo en la dirección nacional e incluso ha sondeado las posibilidades de la senadora Alicia Sánchez Camacho de liderar el partido con apoyo de los tres candidatos en liza.

El viernes Fernández Díaz y Nebrera, diputada a la que en su día captó Piqué, escenificaron un acuerdo e invitaron a Sirera, que les acusó de “unirse por el poder”, a sumarse. Fernández, que presidió el partido hasta 2003 y ahora es el portavoz del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, controla gran parte de los resortes del aparato. Mientras Piqué estuvo al frente del PP catalán, Alberto cedió muy poco poder interno. De ahí que ahora sea el candidato con más posibilidades y apoyos.

Nebrera y Fernández no acordaron quien presidirá el partido pero parece que Sirera lo tiene difícil pese a su determinación por hacerlo.

Más noticias en Política y Sociedad