Público
Público

"Mientras nos soltaban, la policía aprovechaba para pegar puñetazos"

Tras una jornada de reivindicación pacífica, la Policía desalojó la Puerta de Sol a las 5:00. Los indignados que estaban allí cuentan "entraron de repente y sin previo aviso"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Alrededor de las 5:00 de la mañana decenas de agentes antidisturbios entraban en Sol a desalojar a los indignados que allí quedaban y detenían a 18 personas. Así terminó una jornada de protesta que para muchos había empezado la mañana anterior, cuando miles de vecinos de los barrios y pueblos comenzaron a marchar en columnas hacia el centro de Madrid.

Primero la Delegación de Gobierno dijo que no permitiría manifestaciones que no se comunicaran y el 15-M, siguiendo con la tradición desobediente que inauguró hace uno años, decidió no comunicar las marchas. Luego, el ministro y la delegada Cristina Cifuentes se retractaron y dijeron que permitirían las marchas, pero las protestas se mantendrían en horario, por lo que el día 12 de mayo a las 22:00 horas la gente tendría que abandonar Sol. Pero llegó la hora y la plaza seguía llena, algunos gritaban 'Cifuentes échale ovarios' y no hubo desalojo.

Como estaba previsto, a las 00:00 se guardó un minuto de silencio para pedir el fin de 'la violencia económica y las guerras' y, tras acabar, volvieron los gritos y las consignas, 'vuestra crisis no la pagamos' o 'el pueblo unido jamás será vencido'. Entonces, el ambiente se tranquilizó y las miles de personas que permanecían en la plaza se reunieron en grupos a conversar con tranquilidad. Cifuentes dijo que, a menos que se acampara, no habría desalojo y la gente se tranquilizó.

La gente pretendía pasar allí la noche pero a penas se vaía alguna tienda, lo que había 'no era una acampada', señalaba un manifestante. Aún así, la Policía decidió actuar. Rodeó la Puerta del Sol y 27 furgones entraron en la plaza. C. G., de la Asamblea del 15-M de Getafe, vivió el desalojo en primera persona y cuenta que 'entraron de repente y sin previo aviso'. En ese momento, 'la mayoría de la gente se empezó a ir y sólo nos quedamos alrededor de 200 personas en la plaza para resistir de forma pacífica'.

'Por parte de los manifestantes no hubo ninguna acción que pudiera asemejarse a nada violento'

'Estábamos sentados en la plaza y vinieron a levantarnos por la fuerza. Mientras nos soltaban y nos arrastraban la policía aprovechaba para pegar puñetazos y patadas', cuenta Isabel Rubio, de Juventud Sin Futuro. Además, C.G añade que 'las detenciones fueron arbitrarias, a los que se llevaban detenidos no hacían nada diferente de lo que hacían los demás'.

'Por parte de los manifestantes no hubo ninguna acción que pudiera asemejarse a nada violento', sentencia C. G. Luego, 'la Policía rodeó las salidas e impedían que la gente volviera a entrar en la plaza'.

Entonces, un grupo de alrededor de 70 personas que habían sido desalojadas fueron 'totalmente rodeadas' por agentes antidisturbios, cuenta Miguel, allí presnte.  'Durante más de una hora nos tuvieron retenidos y nos fueron identificando uno a uno'. Una vez que la Policía recogió los datos de todos ellos les dejaron marcharse.

Según informa la agencia Efe, un portavoz de la Jefatura Superior de Policía de Madrid ha aclarado que las 18 personas detenidas se encuentran aún en la comisaría de Moratalaz. En la comisaría, la policía deberá leer sus derechos a los arrestados, ofrecerles la posibilidad de que les vea un médico, de llamar por teléfono a su familia y de disponer de un abogado. Será entonces cuando los responsables policiales avisen al Colegio de Abogados de Madrid para que designe un abogado de oficio. 

En protesta por esta actuación policial, el 15-M ha convocado para esta tarde a las 17:00 una concentración de nuevo en la Puerta del Sol.

Más noticias en Política y Sociedad