Público
Público

Terrazas de invierno para fumadores obstinados

Algunos hosteleros ven como solución intermedia a la prohibición de fumar en bares y restaurantes una nueva gestión del uso de las terrazas de veladores

PUBLICO.ES/ AGENCIAS

Tras el entrada en vigor de la Ley Antitabaco, el pasado 2 de enero, los ayuntamientos tienen la última palabra para amortiguar el golpe económico que muchos empresarios aseguran estar sufriendo por el descenso de clientela. 

Así es como lo ve la Agrupación Soriana de Hostelería (Asohtur), que ha solicitado al Ayuntamiento de Soria la inclusión en la nueva ordenanza de veladores y terrazas la utilización de 'setas' calefactoras en las terrazas de invierno. 

Según informaron fuentes de Asohtur a EP, que auguran pérdidas en torno al 10%, la nueva normativa exige "adaptarse a la realidad" ante la prohibición de fumar en los bares.

En Soria ya vienen funcionando las terrazas de invierno con normalidad

Se da la circunstancia de que el Ayuntamiento de Soria tramitó la ordenanza el año pasado, antes de que hubiera entrado en vigor la ley, y abrió el periodo de alegaciones a la que han concurrido los hosteleros.

De la misma forma, incluyen el uso de ceniceros de pie en las propias terrazas.

El alcalde de Soria, Carlos Martínez Mínguez, ya adelantó la pasada semana que se había producido "un pacto" con los hosteleros con el objetivo de incluir las nuevas medidas en la ordenanza.

En la actualidad, en la capital soriana funcionan con normalidad las terrazas de invierno mientras se está a la espera de que se regulen las 'setas' calefactoras.

Cada ayuntamiento regula las restricciones en el uso de las terrazas de veladores, en algunos casos, destinándolas sólo al periodo estival o limitando su horario. 

En el caso del municipio valenciano de Gandía, todos los grupos políticos del Consistorio acordaron suspender la actual ordenanza de ocupación de la vía pública. El objetivo es que los establecimientos de hostelería que lo soliciten, puedan ampliar el espacio destinado a terraza, "siempre y cuando no obstaculicen el paso de viandantes", señaló ayer el alcalde de la ciudad, José Manuel Orengo.

La permisibilidad aparente se traduce en una mayor flexibilidad a la hora de otorgar licencias. En palabras del primer edil recogidas por el diario Levante-EMV, la ordenanza autorizará estas terrazas "de manera excepcional y provisional durante un año" y se facilitará "al máximo que todos los bares puedan sacar terrazas aunque no reúnan las condiciones" que contemplaba la ordenanza que el gobierno municipal dejó ayer sin efecto. Este modo de proceder será la norma general mientras la comisión municipal de Promoción Económica trabaja en adaptar la ordenanza de ocupación de la vía pública a la nueva situación.