Público
Público

Trasladado a Madrid el titular del móvil con el que se realizó la llamada para avisar del atentado

La Policía se inclina por desvincular al arrestado con el atentado. Sin embargo, J.M.M.G no colabora con las autoridades para aclarar lo sucedido, por lo que se mantienen abiertas las dos hipótesis

AGENCIAS

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía detuvieron en Bilbao al titular del teléfono móvil con el que el jueves se realizó la llamada en nombre de ETA, en la que se anunciaba la colocación de un coche bomba en un campus universitario . Tras la detención de esta mañana, el detenido, J.M.M.G, ha rechazado colaborar, por lo que ha sido trasladado a Madrid para seguir investigando si tiene alguna relación con el comando que atentó en la Universidad de Navarra.

Esta persona, días después de que se realizara la compra, denunció la pérdida de su documentación, informaron fuentes de la investigación. Tras las primeras horas de investigación, la Policía se inclina por desvincular al detenido con la realización del atentado terrorista. Sin embargo, las pesquisas no avanzan debido a la negativa rotunda del arrestado a colaborar y a aclarar lo sucedido, precisaron las fuentes consultadas.

Por ahora están abiertas todas las posibilidades, tanto la del robo de la documentación, como la de algún tipo de relación del arrestado con los autores del atentado, para los que podría haber adquirido el teléfono.

El detenido, que se encuentra en dependencias policiales de la Policía en Bilbao, será trasladado a Madrid, a dependencias de la Comisaría General de Información, para continuar con los interrogatorios en el marco de la investigación del atentado. Se decretará para ello el régimen de incomunicación.


La llamada a la asociación de ayuda en carretera DYA de Vitoria se realizó hacia las 09:50 horas y en la misma el comunicante avisó de la colocación de un coche-bomba en el 'campus de la Universidad', sin precisar de cuál se trataba.

'Quien puso la bomba no avisó bien intencionadamente o bien se equivocó', dijo el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Una hora después, el coche bomba estalló en el campus de la Universidad de Navarra en Pamplona y provocó heridas leves a una veintena de personas, además de causar importantes daños materiales.

El vecino, que fue interrogado ayer por varios cuerpos policiales, declaró que él no había comprado ese teléfono y que desconocía el uso que hubiera podido tener el aparato.

Tras la identificación y detención del titular del teléfono móvil utilizado, que carece de antecedentes, la Policía tratará de determinar si esta persona arrestada tiene vinculación o no con el comando de ETA que perpetró el atentado.

Más noticias