Público
Público

Tremosa suaviza el discurso de CiU en el ámbito laboral

Enmienda a Duran i Lleida, que hace diez días propuso abaratar el despido

FERRAN CASAS

El candidato europeo de CiU, el economista Ramon Tremosa, suavizó este lunes el discurso que, en materia laboral, ha venido haciendo la federación nacionalista en las últimas semanas cuando ha presentado propuestas para hacer frente a  la crisis económica.

Tremosa se comprometió a promover, en el ámbito europeo, medidas que, en ningún caso, pasan por abaratar el despido. Quien sí lo hizo fue, por última vez el pasado 14 de mayo, el portavoz de CiU en Madrid y secretario general de la federación, Josep Antoni Duran i Lleida.

Ahondando en la "flexiseguridad" pidió, en una entrevista en TV3, facilitar la contratación indefinida pero dio por bueno que, como contrapartida, se rebajaran los costes de las rescisiones de contrato más de lo que se ha hecho en los últimos años.  

Ayer, en la rueda de prensa en la sede electoral de CiU, Duran escuchó como Tremosa exponía su programa y, en dos ocasiones, afirmaba que en ningún caso proponía una medida que cuenta con la oposición frontal de las organizaciones sindicales.

El economista propuso "europeizar" el sistema laboral catalán empezando por los horarios y reduciendo, por ejemplo, el tiempo del desayuno o la comida. Se trataría, según él, de trabajar menos y producir más. Y es que si se crea más riqueza "se evitará acabar con una política social low cost". Tremosa puso como ejemplo a Alemania, que en los últimos cuatro años “ha incrementado en un 25% su productividad”.

Tremosa explicó que él no es partidario de exportar al Estado español el modelo danés, que allí ha funcionado y que se acerca más a la idea de Duran. El país escandinavo ha incrementado el subsidio de paro y facilitado la contratación indefinida a cambio de abaratar el despido.

Tremosa propone no hacer esto último pero si mejorar la prestación por desocupación. Para compensar lanzó la idea de rebajar las cuotas de seguridad social de los empresarios.

Entre otras medidas, además de reducir la jornada, el candidato de la federación nacionalista propuso "erasmus laborales" para que los trabajadores tengan experiencias en empresas de su sector en otros estados o el fomento de excedencias laborales por formación.

Duran recordó medidas que ha promovido en Madrid y no ahorró críticas a Zapatero “por ser incapaz de liderar el diálogo social y no afrontar reformas estructurales”, singularmente en trabajo. Esta vez evito, pero, citar el abaratamiento del despido.

Por otra parte, el candidato de ERC Oriol Junqueras entró en confrontación con el PSOE después de que Zapatero presentara a Andalucía como locomotora para salir de la crisis. El candidato independentista lamentó que la prioridad "no sea Catalunya" y animó al electorado a "tomar nota". Después de recordar que la ex-ministra de Fomento Magdalena Álvarez, reprobada por el Parlament, es la tercera de la lista del PSOE el 7-J  Junqueras puso en acento en la necesidad de potenciar el corredor mediterráneo para garantizar la conexión de los puertos catalanes con Europa.

 

PSOE y PP han coincidido en el 67,9% del total de  votaciones. Tremosa exhibió datos que constatan que PSOE y PP han votado juntos la mayoría de veces en materia de  ocupación y política social (56%) y de libertades civiles y justicia (63%). Los liberales, grupo que acoge a CDC, han coincidido con los socialistas aún más veces. CiU no dio datos de las veces que ha coincidido con el PP.

DENUNCIA DE ICV: CiU Votó con PSOE y PP la 'directiva de la vergüenza'. Raúl Romeva, de ICV, también tiró de coincidencias y recordó que CiU votó con el PSOE y el PP la directiva de retorno de los inmigrantes. Romeva hurgó en las “simpatías” que atribuye a Tremosa con partidos ultras.

Más noticias de Política y Sociedad