Público
Público

Tricornios que espían tricornios

Cae en Huelva una banda que ayudaba a narcos con la colaboración de dos agentes

O. L. F.

El mundo al revés: coches y embarcaciones de la Guardia Civil controlados a distancia por delincuentes. La Policía ha detenido en las últimas semanas en Huelva a 10 presuntos integrantes de una banda que ofrecía a grupos de narcotraficantes "seguridad total" para que introdujeran a través de las costas onubenses sus alijos de droga procedentes de Marruecos, informó este jueves el Ministerio del Interior.

Entre los detenidos hay dos agentes del Instituto Armado que desde sus puestos de mecánico y de tripulante de uno de los barcos que patrullan el Estrecho, supuestamente colocaron balizas en una lancha y 11 vehículos oficiales para que los narcos supieran en todo momento dónde se encontraban sus compañeros guardias civiles y, de este modo, sortearan su presencia. La banda también contó con la presunta colaboración de un vigilante del muelle donde atracan los barcos de Vigilancia Aduanera para espiar los movimientos de éstos.

Además, el grupo tenía equipos de comunicaciones del propio Instituto armado que eran extraviados supuestamente por los agentes arrestados los días de los alijos para que la banda estuviera al tanto de las comunicaciones internas de la Guardia Civil. Incluso llegó a sabotear en diciembre el Sistema Integrado de Vigilancia Exterior (SIVE), encargado del control del tráfico marítimo para evitar la llegada de pateras y barcos con droga, para crear una zona oscura que aprovecharon supuestamente los narcos para desembarcar un alijo.

La banda era supuestamente dirigida por L.G.M., de 33 años, quien desde su casa en El Rompido controlaba con ocho equipos informáticos los movimientos de los vehículos policiales balizados. Junto a él fueron arrestados, entre otros, su compañera, M.T.M., de 25 años, y F.G.H.,de la misma edad y responsable de la seguridad de la banda. La investigación, iniciada en agosto, ya permitió incautar el 8 de febrero 2.428 kilos de hachís recién desembarcados.

Más noticias de Política y Sociedad