Público
Público

El TSJA admite el primer recurso contra un manual de Ciudadanía

Es el mismo tribunal que admitió la objeción, luego tumbada por el Supremo

RAÚL BOCANEGRA

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), que fue el primero en admitir la objeción contra la asignatura Educación para la Ciudadanía (luego tumbada por el Supremo) , se ha puesto a la cabeza también del segundo asalto contra la materia implantada por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Los jueces de la sección tercera, la misma que dio alas a la rebelión contra Ciudadanía, examinarán ahora por primera vez uno de los manuales con los que se imparte la disciplina, el editado por McGraw Hill, blanco principal de los sectores críticos con la materia.

El tribunal ha admitido a trámite un recurso interpuesto por la familia católica Flores Cano en la que se impugnan buena parte de los contenidos del libro, utilizado por el centro público en el que estudia 3º de ESO su hijo José Joaquín. Su abogado, Abel Martínez, explicó que el argumento principal del recurso es que el manual 'adoctrina y es contrario a la neutralidad ideológica que debe mantener la polémica asignatura'.

La demanda se cuela por la rendija que dejó abierta el Tribunal Supremo (TS) en las sentencias de febrero pasado, en las que tumbaba la objeción de conciencia, al sugerir la posibilidad de recurrir manuales concretos. El alto tribunal puso el límite de la materia en los contenidos que tuvieran un carácter adoctrinador, sin citar ninguno.

La familia Flores Cano, que vive en Bollullos Par del Condado (Huelva), tras el varapalo del TS, recurrió la prohibición de la objeción al Constitucional. En paralelo, inició la vía asfaltada por el TS. Envió un escrito a la Consejería andaluza de Educación en el que pedía que José Joaquín quedara exento de cursar los contenidos contrarios a las creencias católicas de su familia. El pasado 17 de abril, la Junta lo rechazó. Acudieron entonces al TSJA.

El abogado explicó que el recurso impugna partes de 12 unidades de las 19 de las que consta el libro. Entre otros puntos, argumenta en el escrito que el libro 'relativiza la verdad', da 'un concepto de sexualidad contrario a la visión cristiana que tiene la familia', sostiene que 'la familia tradicional está sometida a erosión', interpreta la declaración universal de derechos humanos con 'un matiz socialista' y promueve la llamada 'ideología de género'.

La familia, que ayer recibió la noticia con 'alegría' y 'cautela', espera que los jueces de Sevilla adopten medidas cautelares ya solicitadas por su abogado y permitan que José Joaquín no sea evaluado, informa Europa Press. El chico no ha asistido a ninguna clase de la asignatura, por lo que suspendería. 'No tenemos a nadie detrás. Es la moral familiar la que queremos transmitir a nuestros hijos', dijo la madre.

Más noticias