Público
Público

Urdangarin llamó a otro imputado del 'caso Nóos' tres días antes de declarar

Miguel Zorío, propietario de Lobby Comunicación, asegura que el duque le llamó por teléfono el 22 de febrero

PÚBLICO.ES

Miguel Zorío, propietario de la empresa valenciana Lobby Comunicación, ha asegurado al juez del caso Nóos que Iñaki Urdangarin le llamó por teléfono la noche del pasado 22 de febrero, tres días de la fecha fijada para la comparecencia judicial del duque de Palma. Según Zorío, no era sólo Diego Torres quien tomaba las decisiones en Instituto Nóos y su constelación empresarial sino también Urdangarin, lo que contradice de plano la versión del duque.

En la conversación telefónica del día 22 y a lo largo de no menos 15 minutos según el relato de Zorío, Urdangarin le preguntó al dueño de Lobby por su estado de ánimo y por cómo estaba sobrellevando la presión mediática. Cuando se produjo esa llamada, el empresario ya había participado la noche antes en un programa de Telecinco sobre el caso Nóos. Y al día siguiente tuvo una nueva intervención en otra cadena televisiva.

Zorío remachó ante el juez que esa charla no sirvió para preparar las respectivas declaraciones judiciales de ambos. Apenas tres días más tarde, Urdangarin dejó a Zorío a los pies de los caballos: durante el largo interrogatorio al que le sometió el juez José Castro el sábado 25 y el domingo 26, el marido de Cristina de Borbón sostuvo que las facturas cobradas por Lobby Comunicación a Instituto Nóos no se correspondían con ningún trabajo que hubiera desarrollado esa asociación sin aparente ánimo de lucro.

Ayer, Zorío mantuvo lo contrario: que el duque de Palma estaba perfectamente al tanto del porqué de aquellas facturas, relacionadas con los fallidos Juegos Europeos, un evento nonato por el que la Generalitat valenciana se comprometió en diciembre de 2005 a pagar a Instituto Nóos seis millones de euros, aunque finalmente sólo abonó 382.000 euros. Urdangarin, dijo el empresario, participó en todas las negociaciones sobre los Juegos Europeos, antes y después de abandonar formalmente la presidencia de Instituto Nóos en marzo de 2006.

Más noticias