Público
Público

Urkullu defiende una Euskadi "sin subordinaciones impuestas"

El candidato del PNV reivindica que el País Vasco sean una "nación" más que se mida con el resto de Estados europeos. Centra su apuesta en la salida de la crisis, la consolidación de la paz y la profundización

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del PNV y candidato a lehendakari, Iñigo Urkullu, ha defendido hoy que Euskadi sea una 'nación' que se mida con el resto de las europeas 'como una más' sin 'subordinaciones impuestas' y sin más ataduras que 'la libre decisión de la ciudadanía vasca'.

Urkullu ha intervenido en las campas de Foronda (Araba) en la 35ª edición del Alderdi Eguna (Día del Partido), con el lema Euskadi berpiztu (Reavivando Euskadi), que por primera vez se celebra sin la amenaza de la acción terrorista de ETA y que ha reunido a miles de afiliados y simpatizantes de esta formación política.

'Creo en esta nación, una Euskadi pujante que se mida con el resto de naciones como una más', que haga del pacto la 'fórmula de encaje en un ámbito europeo de soberanías compartidas' y que busque reeditar 'un acuerdo para vivir plenamente su madurez política', ha subrayado el presidente del PNV. Para ello, ha apostado por un 'acuerdo del siglo XXI con reconocimiento en igualdad de condiciones' y con la posibilidad de materialización de 'cualquier proyecto político en base a la voluntad democráticamente expresada a través de la libre decisión'.

La salida de la crisis económica, la profundización del autogobierno y la consolidación de la paz y la convivencia en Euskadi han sido los tres ejes que han centrado el discurso de Urkullu en este acto al que ha acudido una delegación de CiU encabezada por los dirigentes Oriol Pujol, secretario general de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC, el socio mayor de CiU), y el conseller de Agricultura, Jose María Pelegrí, de Unió.

Al acto ha acudido una delegación de CiU encabezada por Pujol y Pelegrí

'Queremos ser dueños de nuestro propio destino' sin más pretensión, ha dicho, que ser 'nosotros mismos'. También se ha referido en su discurso a la violencia de ETA y ha confiado en que Euskadi disfrute de una 'paz duradera' después de 'tanto dolor y sufrimiento sin sentido'. 'Creo en la memoria y el reconocimiento a quienes han padecido un horror inolvidable. Creo en la concordia, en el firme propósito de que nunca jamás nos invada el odio destructivo y que podamos compartir sueños y proyectos, respetando al diferente', ha añadido.

En relación a la crisis económica, Urkullu ha insistido en que su partido no va a dejar a nadie al borde del camino y ha asegurado que 'los más castigados' encontrarán en el PNV siempre la 'mano protectora' de la Administración. Ha recordado que Euskadi es un país industrial, 'curtido', que tenía unas finanzas públicas saneadas y una cultura y una sociedad cohesionada pero que como consecuencia del desplome del mercado, de la contracción del consumo y de la 'falta de rigor' en las políticas públicas tiene minadas sus reservas. Ha reconocido que la situación 'no es buena' por el aumento del paro y de los expedientes de regulación de empleo, pero ha advertido de que el PNV no va a dejar que nadie le de lecciones de justicia social ni de patriotismo, en alusión implícita al mundo de la izquierda abertzale.

'Queremos ser dueños de nuestro propio destino', dice a sus simpatizantes

'Cuando nos pegaban tiros nosotros construíamos, piedra a piedra, las instituciones a las que ahora llegan, cuando unos extorsionaban con el impuesto revolucionario nosotros recuperábamos y fortalecíamos el Concierto Económico', ha señalado. Urkullu ha insistido el PNV no admite lecciones de 'quienes creen que Euskadi empezó ayer'. 'Creen que Euskadi –ha dicho– nació en el momento en el que decidieron su reinserción política' pero si no entienden [la izquierda abertzale] que han malgastado 35 años 'se lo vamos a volver a explicar pero no nos vamos a detener hasta que ellos hayan limpiado su conciencia'.

De cara a la cita electoral del próximo 21 de octubre, el candidato a lehendakari ha pedido compromiso para sumar fuerzas y pasar de la recesión al crecimiento, del paro al empleo y de la depresión a la esperanza. 'Este es nuestro programa, caminar juntos y ganar un nuevo futuro para Euskadi', ha remarcado, al tiempo que se ha mostrado convencido de que el PNV ganará las elecciones para sacar a Euskadi adelante. El presidente del PNV ha pedido a los simpatizantes del partido que, de cara a las elecciones, no se detengan en 'pugnas estériles con nadie' y les ha solicitado que digan la verdad, sean humildes y presenten propuestas, ya que es el momento de la dedicación y del rigor.

El lehendakari, Patxi López, ha dicho este domingo que el problema 'no es el conflicto permanente entre Euskadi y España', que, a su juicio, buscan los nacionalistas, sino que 'el desafío está aquí dentro, y es cómo definimos la convivencia entre vascos diferentes pero con derechos iguales'. El candidato a la reelección como lehendakari ha inaugurado la oficina de voluntarios instalada por el PSE en el barrio de Rekalde en Bilbao, la primera de este tipo que abre un partido en Euskadi según los socialistas. Este partido cuentan con 415 voluntarios que llevarán su mensaje a las calles vascas y, además serán 'los oídos' de los problemas de los ciudadanos. En su alocución, López se ha referido al Alderdi Eguna que el PNV celebró esta mañana en Vitoria, señalando que 'nosotros defendemos el autogobierno, y otros, en unas campas en Araba, seguramente harán discursos moderados, pero seguro que vemos allí también pegatinas con Goodbye, Spain (Adiós, España) y gritos de independencia'.

Según López, para los nacionalistas 'todo se reduce a la confrontación entre Euskadi y España, a sus obsesiones identitarias que sólo conducen a que nos enfrentemos los vascos unos contra otros; el desafío no está ahí fuera, el problema no es el conflicto permanente entre Euskadi y España, el desafío está aquí dentro, y es cómo definimos la convivencia entre vascos diferentes pero con derechos iguales'. El PNV, ha insistido, 'siempre nos habla de un hipotético derecho a decidir futuro y no de lo que de lo que ya decidimos, porque gracias al autogobierno decidimos lo que afecta a la vida de las personas; de los servicios públicos o de si los piensan recortarlos, de eso no hablan, y eso lo decidimos aquí'.

'Urkullu hace un ejercicio de malabarismo: hace mítines en Euskadi y habla de la independencia, de derecho a decidir, va a Madrid y dice que no quiere un divorcio, que quiere un matrimonio, eso sí, a la carta, con España; se va a Catalunya, se ve con [Artur] Mas y no sabemos ni lo que pretende, porque se oculta permanentemente, no quiere ni debatir'. También ha criticado al PP y sus 'intentos recentralizadores y sus contrarreformas'. 'Somos la única comunidad que se ha opuesto a los recortes permanentes del gobierno de Rajoy', ha añadido. El PSE entiende que para salir de la crisis 'tenemos que crecer económicamente, porque nuestro objetivo es crear empleo; por eso estamos en contra de los presupuestos de Rajoy, porque laminan todas las partidas que permiten crecer'.

Por último, también ha tenido unas palabras críticas hacia el exportavoz de Batasuna Arnaldo Otegi, que en su libro presentado esta semana reivindicaba para la izquierda abertzale el mérito de la llegada de la paz a Euskadi. Para López, eso es 'un cuento chino, no les debemos nada. Ellos [la izquierda abertzale] son los que han mantenido la violencia casi cuarenta años, aplaudían el terrorismo, y lo que tienen que hacer es reconocer esa realidad'. 'Hemos ganado la batalla nosotros, los que siempre hemos estado en las calles de Euskadi defendiendo la democracia'; por eso, ha invitado a los voluntarios 'a salir a la calle con la cabeza bien alta a explicar lo que hemos hecho, que la gente conozca el valor profundo de un Gobierno vasco socialista en Euskadi, el Gobierno con el que se ha abierto el tiempo de la paz, que ha dado tranquilidad a este país y se ha enfrentado a la crisis sin recortes', ha concluido.

Más noticias en Política y Sociedad