Público
Público

violencia de genero El Defensor del Pueblo pide prohibir el régimen de visitas de los hijos de hombres con orden de alejamiento

Ha añadido también que "el sistema falla con relativa frecuencia" con las víctimas de la violencia de género y ha sentenciado que "un maltratador no puede ser un buen padre."

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una mujer protesta contra la violencia machista.- EFE

El Defensor del Pueblo en funciones, Francisco Fernández Marugán, ha asegurado este viernes que la institución va a trasladar al conjunto de los poderes públicos la necesidad de acometer una serie de cambios normativos para combatir la violencia de género. Entre las propuestas, ha mencionado la necesidad de suspender el régimen de visitas de los hijos de edad a aquellos hombres que tengan una orden de alejamiento por violencia machista.

Además, ha afirmado hoy que, aunque "cuesta trabajo reconocerlo" desde una institución pública, "el sistema falla con relativa frecuencia" con las víctimas de la violencia de género.

Así lo ha señalado en una intervención después de recibir a Gabriel Rubio, portavoz y primo de la mujer cuya expareja asesinó a sus dos hijas de 6 y 3 años el pasado mes de septiembre en Castellón, que este viernes ha leído en la sede del Defensor del Pueblo un comunicado en nombre de la madre denunciando su desprotección y la de las dos menores asesinadas.

Lo ha hecho después de escuchar el comunicado de Itziar Prats, la madre de las dos niñas asesinadas por su padre hace un mes en Castellón, que hoy ha leído en la sede de su institución el abogado y portavoz de la mujer, Gabriel Rubio.

Fernández Marugán ha insistido una vez más en que "un maltratador nunca puede ser un buen padre, pero la frase se queda ahí y es en buena medida relativamente estéril".

Ante la "abundancia de acontecimientos de violencia machista", el Defensor ha querido reiterar su compromiso de hacer llegar al conjunto de poderes públicos no solo sus recomendaciones habituales, sino propuestas de cambios legislativos.

El primero, la suspensión del régimen de visitas del maltratador a sus hijos cuando haya una orden de alejamiento y, el segundo, que la valoración policial del riesgo lleve aparejada una especifica del riesgo de los menores.

"Cuesta trabajo reconocer desde una institución pública que el sistema falla, pero es relativamente frecuente ver que lo hace", ha lamentado Fernández Marugán, quien ha apelado a la necesidad de "detectar dónde están esos fallos y de poner en práctica los mecanismos precisos para corregirlos".

En su opinión, "la sociedad española, que ha sido capaz de superar algunas dificultades, debería analizar qué cosas debería corregir", y ello para que "no tengamos que avergonzarnos con bastante frecuencia" de hechos como el sufrido por Itziar Prats, quien hace justo un mes perdió a sus dos hijas a manos de su padre.

Hasta hoy, son ya tres los pequeños asesinados por las parejas o exparejas de sus madres en lo que va de año, una cifra que podría doblarse, ya que se están investigando otros cuatro casos. 

Más noticias en Política y Sociedad