Público
Público

xunta gallega La Xunta rescinde el contrato a la empresa que dejó desabastecidos a los comedores de veintinueve colegios e institutos de Galicia

Gescor, que factura 1,2 millones anuales a la Administración autonómica, dejó hace dos semanas de distribuir comidas a colegios e institutos de municipios rurales de Lugo y A Coruña.

Publicidad
Media: 5
Votos: 4

Colegio Público Integrado de Pedrafita do Cebreiro

La Consellería de Educación de la Xunta de Galicia ha rescindido los contratos de adjudicación de una treintena de comedores de colegios e institutos cuya gestión había encomendado a la empresa General de Contratas y Servicios (Gescor).

La semana pasada, la empresa dejó sin comer a varios centenares de escolares de centros de zonas rurales de las provincias de A Coruña y Lugo, que tuvieron que recurrir a servicios de comida a domicilio y a restaurantes locales para suplir los menús con bocadillos, pizzas y empanadas.

Público ha podido saber a través de los directores de dos colegios y de trabajadores de Gescor que la decisión se tomó después de que, a pesar de las advertencias a los responsables de la empresa, el pasado lunes empezaran a repetirse los problemas de desabastecimiento. De hecho, la Xunta se vio obligada a autorizar a los centros a adquirir por su cuenta los alimentos cuando supo que, de nuevo, no estaba garantizado que los menús de Gescor fueran a llegar a las mesas.

La Consellería de Educación, que desde la remodelación del Ejecutivo autonómico efectuada ayer por Alberto Núñez Feijóo dirige Carmen Pomar, ha confirmado la rescisión de todas las adjudicaciones con Gescor. “Tras analizar la situación comunicada por los centros educativos y tras llamar a la empresa en varias ocasiones para que cumpliera con lo exigido en los pliegos de contratación, la Consellería ha decidido resolver el contrato. La nueva empresa comenzará a prestar el servicio el lunes. Hoy [viernes] los comensales almorzaron con cargo a las provisiones de los centros educativos”.

Gescor se queda sin adjucaciones públicas

Gescor, cuya sede social está en Salamanca obtuvo en el año 2015 varios contratos para gestionar media docena de comedores escolares durante el curso 2015-2016, que la Xunta le prorrogó para el curso siguiente. En el año 2017, y ante las denuncias de los centros educativos, de los trabajadores y de las asociaciones de padres y madres, le abrió varios expedientes por irregularidades en la prestación del servicio.

La Xunta se vio obligada a autorizar a los centros a adquirir por su cuenta los alimentos cuando supo que, de nuevo, no estaba garantizado que los menús de Gescor fueran a llegar a las mesas.

Sin embargo, ese mismo año volvió a adjudicarle la gestión de 29 comedores, multiplicando su negocio con la Administración autonómica y convirtiéndola en la empresa más beneficiada por aquella licitación. Gracias a ella, Gescor facturaba a la Xunta cerca de 1,2 millones de euros al año.

Aunque la investigación del 2017 concluyó con una sanción de 17.000 euros, y a pesar de que la Consellería de Sanidade abrió a la empresa un nuevo expediente por infracciones en materia sanitaria, en agosto pasado la Xunta volvió a prorrogarle el contrato para todos esos centros para el curso 2018-2019. En lo que se refiere a esos trámites, la Xunta defiende que actuó de acuerdo a la Ley de Contratos del Sector Público, y que Gescor obtuvo las contratas por presentar la mejor oferta de acuerdo con los pliegos de contratación.

Más noticias en Política y Sociedad