Público
Público

Zapatero subirá las pensiones mínimas

Las mensulidades para viudos y jubilados sin cónyuge a cargo llegarán a los 700 euros. En el caso de tener conyuge a cargo será de 850 euros.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Zapatero utilizó ayer por primera vez, a 49 días de la elecciones, el comodín de las pensiones. Como en toda campaña, la subida de los mínimos volverá a ser un tema central para tratar de recoger votos. Rajoy ya lo utilizó hace poco más de un mes. A mitad de diciembre ofreció subir todas las pensiones al menos 150 euros, por encima de los 650. Ayer, el presidente de Gobierno subió la apuesta.

Zapatero aprovechó la clausura de la conferencia socialista sobre familias para anunciar sus propuestas para la próxima legislatura: si el PSOE vuelve a ganar, los pensionistas que menos cobran verán incrementarse sus pensiones de forma 'histórica'.

El presidente acompañó ese 'histórica' con una cifra concreta. Según la propuesta del PSOE, los jubilados sin personas a su cargo y viudos percibirán cada mes un 40% más al final de la próxima legislatura. Pasarán de cobrar casi 500 euros a rondar los 700. En caso de los jubilados que tienen a un cónyuge a su cargo la subida será del 30%. Los alrededor de 650 euros se convertirán al cabo de cuatro años en mensualidades de 850. Zapatero aprovechó la propuesta electoral para vender sus éxitos en materia de pensiones. Reiteró el mensaje que ya contrapuso a las ofertas de Rajoy: en los cuatro años socialistas, el incremento del poder adquisitivo de las pensiones mínimas ha supuesto el triple que durante los ocho de gobierno conservador.

Las propuestas no se limitaron al campo de las pensiones. La palabra conciliación no se le caía de la boca. Zapatero también apostó por ampliar el permiso de paternidad hasta las cuatro semanas, universalizar la escolarización de cero a tres años, promover actividades para los escolares fuera del horario lectivo y ampliar a doce la edad de los hijos para acceder a una jornada reducida.

Tipos de familia
Todo ello, aseguró Zapatero, permitirá promover las familias recalcando el plural: familias. 'No hay un único modelo de familia, sino familias diversas que se crean y conforman al amparo de los valores constitucionales', apuntó. En esa tónica destacó los valores que inspiran la política socialista de familia: libertad, igualdad y solidaridad. A través de ese hilo, Zapatero repasó los éxitos de su legislatura.

La libertad, aseguró, se ha plasmado en medidas como la ley del divorcio, el matrimonio entre personas del mismo sexo y las pensiones de viuedad en parejas de hecho. Asimismo, destacó la Ley de Adopción Internacional y la de Reproducción Asistida en la conformación de esos nuevo tipos de familia.

No se olvidó tampoco de las más tradicionales, beneficiadas por el reglamento de Familias Numerosas y las ayudas al transporte, educación y seguridad social que contempla.

El presidente centró en las mujeres su discurso sobre igualdad. 'No queremos familias impermeables a los derechos y valores constitucionales', aseguró al tiempo que destacaba la creación de empleo femenino. La conciliación y las ayudas a la dependencia también van en ese camino. Sin esas políticas, aseguró Zapatero, 'las mujeres siempre salen perdiendo'.

Reservó también un lugar importante a la violencia de género, 'uno de los problemas más graves de nuestras sociedad', y desplegó los resultados de su ley: 90.000 ordenes de protección dictadas desde 2004, 80 juzgados exclusivos...

Además de la pensiones, Zapatero incluyó en el apartado de la solidaridad a los jovenes. La vivienda es, para él, uno de los campos donde apoyar a las familias. Las ayudas al alquiler y la viviendas protegidas responden a esa realidad. Garantizar el derecho a un hogar, también para los jóvenes, es para el PSOE apoyar a las familias.

Más noticias en Política y Sociedad