Público
Público

Zapatero ve "lógico" que se denuncien los incumplimientos de la Ley Antitabaco

El presidente descarta un "afán prohibicionista" del Gobierno y considera "exageradas" algunas críticas

PÚBLICO.ES

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, considera que se tergiversaron las palabras de la ministra Leire Pajín sobre la Ley Antitabaco y considera "lógico" que se puedan denunciar los incumplimientos de la norma, como se hace con el resto.

En una entrevista en Onda Cero, Zapatero ha deseado que la nueva ley ayude a reducir todavía más el hábito de fumar en España, hasta que desaparezca, y espera que pueda ayudar "a muchas personas más también". Por eso ha descartado que la ley tenga que ver con "ningún afán prohibicionista y menos en un gobierno que se ha caracterizado por extender las libertades y los derechos. Pero proteger el derecho a la salud de cada uno no tiene nada que ver con la libertad de los otros", ha precisado.

Y es que, ha subrayado, el tabaco "no sólo afecta negativamente a la salud de quienes lo consumen, sino también de quienes pasivamente lo sufren".

Como otras leyes promovidas por su Gobierno, que en su día "fueron objeto de tanta polémica y que ahora están perfectamente asumidas y se ha demostrado que no pasa nada", Zapatero se ha mostrado convencido de que la ley antitabaco será asimilada por la sociedad con toda normalidad y que no pasará nada "en absoluto".

Por eso considera "exagerada" la crítica que se está haciendo desde algunos sectores porque la ley es "razonable, preventiva", para proteger la salud, cuenta con el apoyo del 80 por ciento de la sociedad y está en la línea de lo legislado en otros países de Europa.

Sobre las críticas que ha recibido la titular de Sanidad, Leire Pajín, por decir que se pueden denunciar los incumplimientos de la ley, Zapatero ha observado que la ministra no incitó a la delación, sino que se limitó a responder a una pregunta: "Responde lo que parece lógico y es que se puede denunciar" si un ciudadano ve que se está fumando en un bar.

Zapatero, por último, ha admitido que fuma poco porque está "siempre en espacios públicos y no puedo fumar y como hago mucho deporte me limita esa tendencia".

Con respecto al copago sanitario, Zapatero ha sido tajante al rechazar que se vaya a implantar. El presidente ha asegurado que "los análisis demuestran que el ahorro que supone es muy pequeño y que tiene el riesgo de desincentivar la prevención de la salud".

El jefe del Ejecutivo ha señalado que en la mayoría de los países hay fórmulas en la que los ciudadanos hacen alguna aportación adicional para recibir asistencia sanitaria, pero a la luz de los resultados de los análisis sobre el ahorro que supone y su impacto en la prevención ha insistido en defender y preservar el sistema español. Un sistema "muy justo", "gratuito y universal" que favorece a los que menos capacidad de renta tienen.

 

Más noticias de Política y Sociedad