Público
Público

Ortega Cano pide perdón públicamente a la familia del joven que atropelló

El extorero aprovecha su primer permiso penitenciario, que comenzó a disfrutar el pasado lunes, para limpiar su imagen.

El extorero José Ortega Cano. E.P.

AGENCIAS

MADRID.- Ortega Cano ha aprovechado su permiso penitenciario, con el que goza de libertad hasta el próximo domingo, para lavar su imagen pública. El extorero, en un encuentro en la calle con periodistas, ha pedido públicamente perdón a la familia de Carlos Parra, el joven que murió tras ser atropellado por el extorero en 2011. Un siniestro por el que Ortega Cano fue condenado a dos años y medio, al conducir a exceso de velocidad y triplicar la tasa de alcoholemia.

"Cuando se está cumpliendo una condena y asumes todo. Por supuesto el perdón está asumido y yo pido voluntariamente perdón a la familia, desde que pasó. Le rezo, porque soy una persona muy creyente. Ha sido un accidente, quiero ponerme a disposición de la familia como siempre", ha dicho Ortega Cano.

Durante todo este tiempo, José Ortega Cano no había pedido disculpas a la familia de Carlos Parra porque consideraba que todo había sucedido fruto de una mala casualidad.

El diestro ahora asume la culpa y ha declarado que estos meses en la cárcel de Zuera le han servido para reflexionar, pensar y poner las ideas en claro. Ortega dice que se encuentra física y mentalmente muy bien y sobre su dura experiencia pasando por la cárcel dice que a veces "no hay mal que por bien no venga".

Sobre el estado de salud de su hijo Jose Fernando, el ex torero asegura estar recuperándose porque que "está cambiado del todo ya".