Público
Público

Al menos 12 muertos en un intento de asalto a un banco en el noreste de Brasil

Seis rehenes murieron, cinco de ellos eran miembros de una misma familia, entre ellos dos niños de 10 y 13 años.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Policías frente a la sucursal del Banco do Brasil tras un tiroteo entre la policía y ladrones, en Milagres, (Brasil). / REUTERS

Al menos doce personas murieron este viernes, entre ellas seis rehenes, en un tiroteo tras un intento de asalto a un banco en Milagres, un pequeño municipio en el estado de Ceará (noreste de Brasil), según informaron fuentes oficiales.

El suceso se produjo en la madrugada local de este viernes, cuando un grupo de delincuentes armados intentó asaltar dos entidades bancarias en Milagres y, tras ver su acción frustrada, tomó como rehenes a siete personas que secuestró en una carretera y se enfrentó a tiros con la Policía. En el intercambio de disparos y en diferentes lugares de la ciudad murieron doce personas, según un comunicado de la secretaría de Seguridad Pública de Ceará.

De los seis rehenes que murieron, cinco eran miembros de una misma familia, entre ellos dos niños de 10 y 13 años, explicó Lielson Landim, alcalde de Milagres, una localidad de 28.000 habitantes en el interior del noreste de Brasil, la región más pobre del país.

La Policía Militarizada de Ceará comunicó la detención de tres acusados de participar en el intento de asalto, entre ellos un hombre que resultó herido y fue hospitalizado, mientras se busca a otros posibles participantes en el ataque. Los asaltantes no consiguieron robar el dinero de ninguna de las entidades, una perteneciente al estatal Banco do Brasil y otra al privado Bradesco.

La Policía Federal de Carreteras señaló que la banda criminal también robó un camión para bloquear la carretera federal BR-116 y retrasar así la llegada de la Policía a la ciudad.

Los rehenes eran precisamente ocupantes de dos vehículos que pasaban por esa carretera en el momento en que los asaltantes emprendían la fuga. De acuerdo con la Policía Militarizada, los rehenes fueron ejecutados a tiros por los asaltantes antes de ser alcanzados por las patrullas policiales.