Público
Público

Más de 150.000 desplazados por la última ofensiva en la provincia siria de Idlib

El Gobierno de Bachar Al Asad intensifica los ataques en una de las zonas que todavía controlan los rebeldes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un agricultor sirio desplazado sostiene a su hija mientras se sienta con otros miembros de la familia en un olivar en la ciudad de Atmeh, provincia siria de Idlib. REUTERS / Khalil Ashawi

Más de 150.000 sirios se han vistos obligados a abandonar sus hogares en el sur de la provincia de Idlib y en el norte de la vecina de Hama en los últimos quince días, desde que el Ejército dio por roto un breve alto el fuego en estas áreas rebeldes, informó el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

Con esta cifra, aumentan a más de 750.000 los sirios que han huido de sus casas por los intensos y continuos bombardeos por parte de las fuerzas gubernamentales y su aliada, Rusia, desde el comienzo de la ofensiva el pasado 30 de abril contra la región de Idlib y el norte de Hama, así como la aledaña Latakia, feudo de la familia del presidente, Bachar al Asad.

La ONG, cuya sede se encuentra en el Reino Unido pero que cuenta con una amplia red de colaboradores sobre el terreno, señaló que los desplazados provienen del sur y sureste de Idlib, y del noroeste de Hama, donde los combates se han intensificado en los últimos días y las tropas sirias, con el apoyo de Moscú, han capturando varias poblaciones.

Las fuerzas leales a Damasco se disponen ahora a tomar el control de Jan Shijún, una localidad destacada del sur de Idlib de donde ya se habían visto desplazadas decenas de miles de personas debido a los bombardeos en los meses pasados.

Según el Observatorio, los 150.000 desplazados de las últimas dos semanas se dirigen hacia el norte de Idlib, a lugares en los que no tienen apenas cobijo y se refugian bajo los árboles, en zonas fronterizas con Turquía.

Ankara, que tiene a sus militares estacionados en la región en base a un acuerdo con Moscú sellado el pasado septiembre, teme que haya una nueva oleada de desplazamiento masivo hacia su territorio.

Un sirio desplazado vierte agua en un olivar en la ciudad de Atmeh, en la provincia siria de Idlib. REUTERS / Khalil Ashawi

Según la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA), el número de personas que se encuentran actualmente entre el fuego cruzado en el noroeste de Siria es de 3 millones, lo que equivale a la población total de Armenia.

En un comunicado, Mark Cutts, vicecoordinador humanitario de la ONU para la crisis de Siria, dijo el pasado 15 de agosto que más de 500 civiles han muerto, según ha documentado Naciones Unidas, en los últimos tres meses y medio, la mayoría de ellos como resultado de una campaña de ataques aéreos del Gobierno sirio y sus aliados.

Según la OCHA, actualmente hay 5,9 millones de desplazados internos sirios, la gran mayoría en Alepo, Idlib y Damasco, en el noveno año de guerra en el país mediterráneo.