Público
Público

21 muertos en un atentado contra una iglesia cristiana en Alejandría

Es el ataque más grave contra la comunidad cristiana en Egipto, donde en las últimas semanas se ha recrudecido la violencia contra esa comunidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El año nuevo comenzó en Egipto con un episodio de violencia contra los cristianos coptos. Una explosión a las puertas de la iglesia de Los Santos en Alejandría mató a 21 personas y provocó que otras 43 resultaran heridas.

Las primeras informaciones apuntaban a que se trató de un coche cargado de explosivos, pero la policía piensa ahora que el atentado pudo haber sido obra de un terrorista suicida.

En los últimos meses los ataques contra la iglesia ortodoxa copta se han disparado en Oriente Medio, sobre todo en Irak, donde Al Qaeda amenazó y atentó en varias ocasiones también contra iglesias.

El atentado tuvo lugar 15 minutos después de que comenzara la misa de medianoche. Dentro de la iglesia, situada en el barrio de Sidi Bishr, había medio millar de personas, según las informaciones que maneja la agencia EFE, por lo que el ataque podría haber sido una masacre.

El portavoz del Ministerio de Salud, Abdel Rahman Shahin, confirmó que los heridos, la mayoría con quemaduras y cortes en el cuerpo, fueron trasladados a los hospitales de Alejandría y de El Cairo.

La reacción de la comunidad cristiana no se hizo esperar y varios grupos de gente decidieron atacar una mezquita próxima al lugar del atentado. Los enfrentamientos con la policía y los fieles musulmanes en la zona se saldaron con oho heridos.

Se trata de uno de los atentados más sangrientos perpetrados en Egipto en los últimos años, y el más grave contra la comunidad cristiana en Egipto, que representa el 10% de la población.

La ola de atentados comenzó el mes pasado cuando varias milicias iraquíes vinculadas a Al Qaeda amenazaron con atacar a los cristianos en protesta por la supuesta desaparición de dos mujeres egipcias que eran cristianas y se convirtieron al islam.

A principios de noviembre del año pasado, un grupo de terroristas asaltó una iglesia en Bagdad tomando rehenes. La intervención de las fuerzas de seguridad acabó con 58 muertos. El día 10 del mismo mes, otra serie de atentados acabaron con la vida de siete personas más.