Público
Público

El 43% de extranjeros irregulares no son expulsados de la UE, según Frontex

La agencia europea se preparó para enviar a Turquía a 500 personas al día desde Grecia. Pero desde que comenzó su aplicación sólo alrededor de mil personas han sido devueltas a Turquía

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Migrantes y refugiados esperan a ser recogidos en autobuses para entrar en el 'hotspot' de Moria, en Grecia. - AFP

BERLIN.- El director ejecutivo de la agencia europea encargada del control de las fronteras exteriores (Frontex), Fabrice Leggeri, advirtió de que el 43% de los extranjeros irregulares no son expulsados de los países de la Unión Europea (UE).

Invitado al congreso que celebra el grupo parlamentario de la Unión Socialcritiana (CSU) de Baviera (Alemania), Leggeri advirtió de los problemas para deportar a los inmigrantes y solicitantes de asilo sin derecho a permanecer en la UE, informan medios locales. El directivo de Frontex cuestionó la actuación de Grecia y, por el contrario, elogió a Turquía.

Según explicó, en el marco del acuerdo suscrito entre Bruselas y Ankara para la devolución de refugiados, la agencia europea se preparó para enviar a Turquía a 500 personas al día desde Grecia.

Pero desde que comenzó su aplicación, en marzo del año pasado, sólo alrededor de mil personas han sido devueltas a Turquía, apuntó Leggeri, quien achacó la situación a los largos procedimientos que se llevan a cabo en Grecia.

Angela Merkel, fue una de las principales promotoras del acuerdo con Turquía

La canciller alemana, Angela Merkel, fue una de las principales promotoras del acuerdo con Turquía y, aunque ha reconocido las dificultades para aplicarlo, sigue defendiendo el modelo, criticado por las organizaciones defensoras de derechos humanos.

La crisis de los refugiados, los problemas de las deportaciones y las lagunas en la cooperación europea frente a la criminalidad y el terrorismo centran el congreso de la CSU, ala bávara de la Unión Cristianodemócrata (CDU) que lidera Merkel y especialmente crítica con su política de asilo.

Los conservadores bávaros reclamaron de nuevo la necesidad de poner un límite a la entrada de nuevos solicitantes de asilo y abogaron por que el intercambio de datos entre las autoridades de los distintos países europeos tenga carácter obligatorio,

Bajo la sombra del atentado cometido en Berlín el pasado 19 de diciembre por un tunecino cuya solicitud de asilo había sido rechazada en verano, la CSU reclamó también que se pueda mantener detenidos a los extranjeros potencialmente peligrosos a la espera de deportación.